Dando voz a las mujeres: una nueva estación de radio para empoderarlas

Jumla, en el oeste de Nepal - © UNESCO/Terhi Ylikoski

Veintiún días. Tanto tiempo tomó  transportar una antena de radio a lo largo de 360 km, la distancia que separa la capital Katmandú desde el distrito remoto y montañoso de Jumla, en el oeste de Nepal.

Los dos lugares están divididos por valles y colinas, puentes y carreteras que a menudo son destruidas por las lluvias monzónicas y derrumbamientos de tierra.

Un grupo de mujeres en Jumla esperó pacientemente y celebró efusivamente el día en el que finalmente llegó la antena y Radio Nari Aawaaj, que significa “Voz de la mujer”, pudo iniciar sus transmisiones como primera estación de radio de una comunidad de mujeres en Jumla.

Ramila Budha - © UNESCO/Terhi Ylikoski

"Fue un día feliz. Bailamos y reímos y llamamos a todos nuestros amigos y familiares y les pedimos que escucharan", dijo Gauri Khatayat, quien preside Hamro Aawaaj, Hamro Sarokar, la ONG que está detrás de la estación de radio.

En las regiones de colinas y montañas de Nepal, la radio es a menudo el único medio para informar a las personas y en 15 años el sector de radio comunitaria de Nepal ha crecido hasta ser uno de los más activos en el mundo, con casi 200 emisoras de radio en el aire. Sin embargo, la mayoría de éstas están dirigidas a hombres. Las mujeres han tenido hasta ahora muy pocas oportunidades de disfrutar de los beneficios de las radios comunitarias, por no hablar de su gestión.

Radio Nari Aawaaj, establecida con el apoyo del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO, es una de las primeras estaciones de radio comunitaria en Nepal administrada totalmente por y para mujeres. "Por primera vez, tenemos la posibilidad de expresar nuestras opiniones y preocupaciones y ser escuchadas. Podemos hablar por nosotras mismas y no sólo a través de alguien" dijo Ramlila Budha, una oyente habitual de Radio Nari Aawaaj.

Gauri Khatayat - © UNESCO/Terhi Ylikoski

La estación ha estado activa durante tres meses y rápidamente se ha ganado confianza y popularidad entre las mujeres de Jumla. Para que sea más accesible para ellas, la estación de radio se ha ubicado en el centro de la aldea. "Es importante para nosotras que las mujeres sientan que pueden venir a la estación de radio para compartir sus pensamientos y preocupaciones", dijo Gauri Khatayat de Radio Nari Aawaaj.

Uno de los programas más populares es "Vamos a descansar un rato", un programa en el que el presentador invita a las personas para que participen y compartan sus pensamientos en vivo.

Cantar es a menudo la forma más cómoda que encuentra la mujer nepalí la mujer para expresar sus preocupaciones. "Justo ayer, un grupo de 24 mujeres, que volvían a casa después de recoger leña en los bosques, se detuvo por la emisora de radio para poder cantar una canción a los oyentes sobre los retos de su vida - por ejemplo cómo los chicos van a la escuela, mientras que las niñas tienen que quedarse en casa y ayudar con las tareas domésticas", dijo Gauri Khatayat.

Radio Nari Aawaaj (Voz de la mujer) - © UNESCO/Terhi Ylikoski

Ramlila Budha expresó su satisfacción por los contenidos de la estación de radio, que abarca muchos temas críticos que afectan a las mujeres, pero dijo que los programas futuros tendrán que profundizar en determinadas esferas de interés. "Debe haber más programas de capacitación. Las mujeres no pueden hacer nada sin habilidades prácticas.

A través de la estación de radio, ellas podrían aprender sobre: el cultivo de hortalizas de buena calidad, cómo cocinar alimentos nutritivos y cómo hay que comer durante el embarazo", dijo.

La estación de radio ha empoderado a todas las mujeres en el distrito de Jumla; ha demostrado que las mujeres pueden lograr lo mismo que los hombres y, por primera vez, tienen la oportunidad de expresar sus opiniones.

Radio Nari Aawaaj también ha creado solidaridad entre las mujeres y les da una plataforma para compartir sus alegrías y tristezas, independientemente de su casta o fondo social. Los programas de entretenimiento y educación también hacen que las largas jornadas de trabajo sean más soportables.

Kabita Mahat - © UNESCO/Terhi Ylikoski

Otra oyente regular, Kabita Mahat, dijo que está feliz de ver a sus compañeras demostrar que pueden hacer algo valioso para su comunidad, incluso en las zonas más remotas. Mahat, como muchas en su comunidad, utiliza su teléfono móvil para escuchar Radio Nari Aawaaj. "Pero a veces mi esposo no me deja escuchar la radio: no quiere que yo sepa más de lo que él sabe" dijo.

El camino hasta establecer la estación de radio fue difícil: no sólo transportar físicamente la antena hasta Jumla, sino también superar las opiniones estereotipadas que prevalecen en la comunidad. Las mujeres tuvieron que enfrentar el escepticismo de los hombres locales, que dudaban que ellas pudieran administrar correctamente una estación de radio. Ahora, con las transmisiones al aire, Radio Nari Aawaaj no sólo está afectando a las vidas de las mujeres de Jumla, irrevocablemente también está cambiando el comportamiento de los hombres.

Ramila Budha - © UNESCO/Terhi Ylikoski

La oyente Ramlila Budha dijo: "La violencia doméstica es un problema grande en Jumla. Muchas mujeres tienen miedo de que sus maridos les peguen o les echen de sus hogares". Ahora Radio Nari Aawaaj habla de la condición de la mujer en Nepal y los hombres son cada vez más conscientes de los derechos de la mujer y de la posibilidad de enfrentarse a las consecuencias jurídicas de la violencia doméstica".

Gauri Khatayat comparte el punto de vista de Ramlila Budha acerca del perceptible cambio de actitud entre los hombres de Jumla. "Al principio, algunos hombres nos subestimaban, diciendo que las mujeres no pueden administrar correctamente una estación de radio. Ahora ya están cambiando sus actitudes: les hemos demostrado que estaban equivocados y muchos de ellos nos han felicitado ya por nuestro éxito", dijo.

En sólo unos meses, Radio Nari Aawaaj es la prueba de que un proyecto pequeño puede tener un impacto muy positivo en las vidas de las personas. Con el apoyo de la UNESCO, la estación de radio ha demostrado diariamente que las mujeres empoderadas pueden ser una fuerza para lograr una comunidad más sensible a las cuestiones de género, lo que beneficia tanto a hombres como a mujeres.

Principio de la página