La UNESCO da voz a las minorías en Mongolia

Programa en directo del segundo canal público de difusión de Mongolia - © UNESCO

El lanzamiento de un segundo canal nacional de difusión destinado a las minorías en Mongolia, el apoyo al desarrollo de la imprenta y a la publicación en lenguas minoritarias y el incentivo al establecimiento de diez estaciones de radio comunitarias en áreas remotas son unos de los logros más significativos en materia de comunicación e información que han sido presentados durante el taller de intercambio de experiencias, llevado a cabo recientemente en Ulaanbaatar, Mongolia.

Además del componente para mejorar el acceso a la información en las poblaciones rurales, especialmente en las minorías étnicas y lingüísticas, el proyecto interinstitucional de la UNESCO  denominado "Servicios comunitarios para mejorar la seguridad de los seres humanos en las poblaciones rurales desfavorecidas de Mongolia" incluye componentes de salud, educación y nivel de vida. Este proyecto, dirigido a veinte distritos remotos de Mongolia (soums), en cinco provincias (aimags), fue implementado por la oficina de la UNESCO en Beijing, en colaboración con PNUD, UNICEF y WHO; y fue fundado por Japón a través del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana.  

“Una característica interesante de este proyecto es el reconocimiento del valor intrínseco de los recursos culturales que existe en las áreas rurales de Mongolia, que plantea la interrogante de si estos valores se refieren a aquellos de ciertos grupos étnicos o a aquellos preservados por los grupos de pastores nómadas”, así se expresó Abhimanyu Singh, director de la oficina de la UNESCO en Beijing al momento de comenzar el taller. El director de la radio comunitaria Uushigtyn Tsuurai, K. Nurlybek, comentó que gracias a los programas difundidos en la estación, la comunidad había decidido trabajar conjuntamente en la limpieza de las quebradas y en la construcción de pequeñas represas.      

“El establecimiento del segundo Canal Nacional de Mongolia de Radio y Televisión, en el marco de este proyecto, nos permite transmitir nuestras tradiciones a las futuras generaciones, al mismo tiempo que fomentar el orgullo nacional entre los jóvenes”, así se expresó el Viceprimer-Ministro y Presidente del Comité de gestión. Igualmente, S. Sinanoglu, coordinador residente de las Naciones Unidas catalogó este proyecto como un ejemplo exitoso de los recogidos en el informe de las Naciones Unidas conocido como “Unidos en la acción”.

Establecimiento de la difusión pública orientada a las minorías

Director-General of UNESCO, Irina Bokova, cutting the ribbon for MNB2 on 11 July 2011 - © UNESCO

El segundo canal nacional de difusión en Mongolia (MNB2) fue inaugurado por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en julio de 2011, en el marco de la celebración del Festival Nacional mongol Naadam. Desde su inauguración, el canal ha estado transmitiendo contenidos locales relacionados con las minorías étnicas. En la actualidad MNB2 cuenta con 29 presentadores y transmite 15 horas de programas cada día, tales como, noticias en lenguas minoritarias, entrevistas, programas de debate y programas educativos especialmente creados para cubrir las necesidades de las minorías nacionales. Una vez a la semana, destacan los programas culturales en idiomas Kazakh y Tuvaa; y en dialecto Buryat.   

MNB2 transmite a nivel nacional gracias al principal proveedor satelital en Mongolia, DDish, que cuenta con más de 100.000 hogares abonados a sus servicios, principalmente en zonas rurales, incluyendo en hogares nómadas. Sus viviendas tradicionales (yurts) cuentan en la mayoría de los casos, con televisor, alimentado por panel solar (foto). MNB2 también está disponible en 6 redes de televisión por cable en Ulaanbaatar y en 18 redes de televisión por cable en áreas rurales.

Líder de la radio comunitaria en zonas rurales de Mongolia

En camino a Uvs - © UNESCO

Las estaciones de radio comunitarias han sido creadas para que los residentes de diez poblaciones minoritarias soums en cuatro aimags (Bayan-Olgii, Uvs, Khovd y Khuvsgul), tengan acceso a difusiones de contenidos locales en su propia lengua (leer documental). Las estaciones de radio están situadas bien sea en centros de aprendizaje comunitario (CLC, por sus siglas en inglés), o en edificios públicos y trabajan conjuntamente con toda la población; cuentan además con un Consejo electo, un director, así como con productores y voluntarios.      

Los remotos soums fueron introducidos al concepto de radio comunitaria y propiedad local, así como a la participación comunitaria. Cada estación de radio es supervisada por un Consejo integrado por 10/15 miembros, elegidos por la comunidad, y representantes de la sociedad civil local. Un total de 70 personas de los soums fueron formadas en gestión radial, periodismo, operaciones técnicas, de programación y mantenimiento. Un total de doce talleres de formación fueron impartidos y cada persona recibió manuales y directrices profesionales y legales, música de dominio público, audio programas y programas de audio educativos. En total hubo 536 ciudadanos y 178 miembros del Consejo, empleados y voluntarios, directamente implicados.    

Las radios comunitarias están ahora difundiendo noticias, programas en vivo y programas de debate; igualmente, están tomando iniciativas para la creación de actividades que generen un ingreso sostenible. Una estrategia para apoyar a la comunidad en la creación de una Red de Radios Comunitarias ha sido creada por el socio Globe International, ONG, para asegurar la sostenibilidad de las estaciones de radio a mediano plazo.

Apoyo al desarrollo de la imprenta

Un estudio de las necesidades y la capacidad de las imprentas fue elaborado como base para impartir una formación de diez días, en conjunto con la Asociación de Prensa de Mongolia. Esta formación estuvo dirigida a 30 participantes de las imprentas, entre ellos, diez directores, diez diseñadores y diez maquetistas. En el marco del proyecto, las cinco imprentas de Ulaanbaatar aprovecharon la ocasión para aprender e intercambiar experiencias, de lo que resultó una red colaborativa. Como resultado inmediato fueron producidos ocho libros en lenguas minoritarias, con impresión y diseño mejorados; y fue creada una tienda en Bayan-Ulgii para la venta de libros producidos localmente. La producción mejorada, así como las nuevas estrategias de mercadeo deberían asegurar la sostenibilidad de estas imprentas en el futuro.        

Este proyecto fue financiado con la cantidad total de 2,9 millones de dólares americanos, de los cuales medio millón fue destinado al componente de comunicación e información. El mismo fue implementado por la oficina de Beijing con el coordinador local de Mongolia, B. Tserensodnom y C. Munkhzul, bajo la supervisión del Comité de Dirección del Proyecto, compuesto por miembros del Gobierno, agencias técnicas nacionales y organizaciones de la sociedad civil. El sub-Comité de Dirección de la sección de comunicación e información estuvo dirigido por O. Battogtokh, vice-Director de la Comisión Reguladora de comunicación, en colaboración con  expertos veteranos de la sociedad civil tales como K. Naranjargal, fundador y Director de Globe International. El componente de comunicación e información fue implementado por los siguientes actores nacionales: Asociación de Prensa de Mongolia, Difusor Nacional de Radio y Televisión de Mongolia (MNB, por sus siglas en inglés), la Comisión Reguladora de comunicación, Red de radio y Televisión, la Organización no gubernamental Globe International, gobiernos locales y organizaciones no gubernamentales a nivel de provincias y distritos.

Principio de la página