¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

Los ODM son ocho objetivos y sus correspondientes metas que establecieron los dirigentes del mundo en la Cumbre del Milenio que convocaron las Naciones Unidas en 2000, para que se alcanzaran en 2015: Erradicar la pobreza extrema y el hambre (ODM 1), Lograr la enseñanza primaria universal (ODM 2), Promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer (ODM 3), Reducir la mortalidad de los niños (ODM 4), Mejorar la salud materna (ODM 5), Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades (ODM 6), Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente (ODM 7), Fomentar una alianza mundial para el desarrollo (ODM 8).

Aunque la cultura no se menciona explícitamente en los ODM adoptados en 2000, ha sido ampliamente reconocida como un elemento clave a tener en cuenta para lograr los objetivos de desarrollo fijados por la comunidad internacional. En 2005, con ocasión de la primera revisión de los ODM, la comunidad internacional reconoció la "diversidad del mundo y que todas las culturas y civilizaciones contribuyen al enriquecimiento de la humanidad." En 2010, mientras que se examinaba el alcance de los ODM por segunda vez, los Estados miembros dieron un paso más, destacando explícitamente la importancia de la cultura para el desarrollo y su contribución a la consecución de los ODM, y alentando la cooperación internacional en el ámbito cultural. A continuación, la Asamblea General de la ONU aprobó en 2010 y 2011 dos Resoluciones sucesivas sobre Cultura y Desarrollo.  

Las políticas y los proyectos culturales contribuyen significativamente a la consecución de los ODM y a la erradicación de la pobreza en el mundo, al tiempo que fortalecen los procesos de apropiación nacional. Integrar la cultura en las estrategias y políticas de desarrollo conlleva un reforzamiento de la apropiación por parte de las poblaciones metas y contribuye a la sostenibilidad de los ODM. Posicionar la cultura en el centro del desarrollo es una inversión esencial para la paz y la estabilidad mundial y un requisito para el éxito de una globalización que abarque la diversidad de enfoques y de modelos de desarrollo.

 

Haga clic en cada uno de los ODM para descubrir cómo la cultura contribuye a su logro.