Sector Privado

© UNESCO / John Hogg

La Convención promueve la participación activa del sector privado en su aplicación y hace hincapié en el desarrollo de colaboraciones o partenariados, entre y dentro de los sectores público y privado y las organizaciones sin ánimo de lucro.

El sector privado, puede trabajar por el desarrollo de infraestructuras, de recursos humanos y de políticas adecuadas:

Los bancos y las instituciones de crédito pueden facilitar y apoyar el acceso de las micro, pequeñas y medianas empresas, de las industrias culturales y de los artistas y profesionales del sector cultural, a las fuentes de financiación a través de:

  • préstamos a bajo interés;
  • fondos de garantía, microcréditos;
  • asistencia técnica, etc

Las PYMES culturales pueden:

  • participar y reforzar colaboraciones o partenariados intersectoriales que ayuden a posicionar los bienes, servicios y actividades culturales en los mercados regionales e internacionales;
  • establecer redes para crear y consolidar los mercados locales, nacionales y regionales;
  • promover la accesibilidad, la circulación de bienes y servicios culturales y los intercambios culturales;
  • vincular las actividades o negocios del día a día al fortalecimiento del ciclo de producción y la creación de condiciones que optimicen la creación, producción, distribución y consumo de bienes y servicios culturales.

Las empresas culturales más asentadas, pueden contribuir al Fondo Internacional para la Diversidad Cultural.
 

Más información

Principio de la página