Construyendo un nuevo mercado audiovisual en Camerún

La Asociación Camerunesa para la Promoción Audiovisual y las Actuaciones en Directo ha creado la primera base de datos de producciones audiovisuales y cinematográficas de África Central. Crédito: APPAS

La Asociación Camerunesa para la Promoción Audiovisual y las Actuaciones en Directo (APPAS) ha creado la primera base de datos de producciones audiovisuales y cinema-tográficas de África Central. La iniciativa ofrece un canal innovador a productores y entidades de radiodifusión que desean acceder y distribuir trabajos audiovisuales de calidad. La iniciativa de esta organización no gubernamental (ONG) fue financiada por el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (FIDC) de la UNESCO.

Durante las décadas de los 70 y 80, la industria audiovisual camerunesa era una de las más pujantes de África. Contaba con talentos locales y producciones cinematográficas. Sin embargo, las nuevas tecnologías que permitían ver películas en casa, la piratería y las estructuras obsoletas, propiciaron la desaparición de las empresas distribuidoras de material audiovisual y cine¬matográfico, además del cierre de numerosas salas de cine. Hoy en día, las películas llegan a sus principales mercados gracias a los festivales y la televisión.

A través de este proyecto, APPAS ha recopilado y digitalizado cientos de horas de películas y producciones audiovisuales con el objetivo de crear un mapa audiovisual regional. Esta base de datos de imágenes de África Central, conocida como BIMAC, contiene 400 trabajos de todas las categorías, lo que supone unas 350 horas de visionado. BIMAC es un registro de producciones pasadas, presentes y futuras que funciona como una filmoteca comunitaria a escala comercial.

El director de BIMAC, Rémi Atangana Abega, quien además es productor cinematográfico y director, explica: “Desde su puesta en marcha, BIMAC ha ido recopilando películas y producciones audiovisuales. Se garantiza su restauración, catalogación, almacenaje y conservación”.

“Hemos publicado el primer catálogo de películas y trabajos audiovisuales disponible en nuestro repertorio y está siendo distribuido para su venta en televisiones locales e internacionales”. Rémi nos cuenta que “con cada obra audiovisual, BIMAC prepara material promocional y negociamos con entidades de radiodifusión para generar interés y la venta de los derechos para su exhibición. BIMAC paga a los productores su parte del precio de compra cada vez que se vende una película”.

Además de la recopilación, archivo, promoción y distribución de obras audiovisuales centroafricanas, esta iniciativa también recoge información sobre directores, productores, distribuidores y otros profesionales relevantes y, a través de las redes y las asociaciones profesionales, realizan un trabajo intenso de promoción del proyecto.

La gerente administrativa del proyecto, Paule Barbara Nga, comenta: “BIMAC nos ha devuelto la esperanza en la distribución de material audiovisual y cinematográ¬fico en Camerún…La base de datos funciona como un interfaz: Es como una especie de enlace entre el mundo de la producción y el de la radiodifusión”.

La colección se dirige principalmente a televisiones africanas e internacionales, organizaciones y administra¬ciones públicas o privadas, universidades, asociaciones juveniles y asociaciones profesionales y culturales. Se puede acceder a ella directamente a través de la estructura de ventas y distribución de BIMAC y online.

Esta base de datos centralizada anima a los productores a distribuir nuevo material audiovisual a través de ella. En los últimos años, el medio estaba siendo inundado de obras de escasa calidad, pero gracias a BIMAC, se garantiza el acceso a producciones de calidad, tanto actuales como pasadas. La directora general, Patrique Minfoumou comentó: “Pensamos que se puede hacer un buen uso de la base de datos, fomentando las producciones de calidad, para revalorizar el paisaje audiovisual y cinematográfico de Camerún y África”.

“BIMAC podría ser un estímulo para la creación de pelí¬culas de calidad en Camerún y África en general. Nuestro objetivo es conseguir un clima de confianza”, agregó.

Principio de la página