Estudio desvela el “cine invisible” de América Latina

Un estudio innovador realizado por expertos de distintas naciones reveló la creciente importancia del cine comunitario en 14 países de América Latina y del Caribe. Fotografía: Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano


Si bien se ha escrito mucho sobre la radio comunitaria, el cine comunitario en América Latina y el Caribe “es casi tan invisible como las comunidades que representa,” dice el destacado experto Alfonso Gumucio Dagron, uno de los siete investigadores y coordinador del primer estudio realizado recientemente sobre cine comunitario, un sector en auge en la región.

Gracias a los avances tecnológicos que facilitan la creación de productos audiovisuales propios, América Latina y el Caribe han visto brotar el cine comunitario en todas partes, impulsado por grupos como los pueblos indígenas, las mujeres, los jóvenes, los afrodescendientes, los trabajadores migrantes, las personas con discapacidades y muchos otros que muy a menudo son pasados por alto por los principales medios de comunicación.

Este estudio innovador se centró en comprender cómo se produce y difunde el cine comunitario y qué impacto está teniendo, mediante la documentación de las experiencias de 55 comunidades en 14 países. La investigación fue concebida por la organización no gubernamental Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, con sede en Cuba y con el apoyo del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la UNESCO.

El estudio puso de manifiesto un escenario diverso y dinámico de producciones audiovisuales, con comunidades que crean documentales, largometrajes, contenido televisivo y muchísimo más. Asimismo, se comprobó que la difusión era igualmente variada mediante redes, cineclubs, centros culturales, iglesias, sindicatos, festivales, exhibiciones, eventos especiales, colegios y otros espacios educativos, medios electrónicos, DVD y páginas web.

A menudo, sin embargo, no era sólo el producto final sino también el proceso de producción lo que resultaba primordial. En el centro del proceso está la participación de la comunidad. Por ejemplo, el grupo Mascaró de Argentina organizó proyecciones para personas que brindaron sus testimonios como parte de un proyecto audiovisual que estaban desarrollando. La idea era probar y analizar distintas maneras de expresar y editar el material.

“El cine comunitario refleja la relación íntima entre comunicación, cultura y cambio social,” recalcó Gumucio Dagron.

En cuanto a su impacto, el estudio mostró que el cine comunitario fortaleció la identidad y la organización de las comunidades, a menudo mejorando su sentido de autoestima y autoconfianza. El cine comunitario va más allá del ámbito de los propios grupos que lo lideran, llegando a un público más amplio que valora y se identifica con las historias de vida que normalmente no se difunden en los medios de comunicación tradicionales.

El estudio también concluyó que, urgentemente y en toda la región, son necesarias políticas y leyes que promuevan los derechos de comunicación de las comunidades.

“La investigación reforzará la idea de que el cine no es el privilegio de unos cuantos profesionales…, sino una forma de comunicación que pertenece a todos los pueblos y comunidades de América Latina y el Caribe,” explicó Gumucio Dagron. “Esperamos que lleve a los Estados y a las instituciones públicas y privadas a diseñar políticas y estrategias adecuadas para promover el cine comunitario.”

El estudio ha enriquecido de forma notable los conocimientos sobre el cine comunitario en la región, al mismo tiempo que los resultados han suscitado un gran interés. Los investigadores divulgan los resultados ampliamente y pronto se pondrán en marcha medidas de seguimiento para desarrollar estudios de caso con testimonios audiovisuales de diez de las experiencias identificadas durante la investigación.

Los países que participaron en la iniciativa son Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. El informe final puede descargarse en la página web de la FNCL.

Principio de la página