Creadores reactivan el tejido icónico malgache

Exposición en Antananarivo de dos nuevos diseños de la artista Ridha Andriantomanga. Crédito: Ridha Andriantomanga


Artistas locales y una organización no gubernamental (ONG) se aliaron recientemente para reactivar una de las industrias culturales más conocidas, y al mismo tiempo maltrechas, de Madagascar: el Lambahoany. La producción nacional del Lambahoany, el tejido icónico de la sociedad malgache, está en declive desde la década de los 90. Esto es debido en parte a la importación de telas más baratas y vistosas. Esta nueva e innovadora alianza intenta reavivar el Lambahoany para las nuevas generaciones y los nuevos mercados.

Con la financiación del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la UNESCO, la ONG CITE organizó talleres en los que artistas locales crearon nuevos diseños de Lambahoany.

La diseñadora y realizadora Ridha Andriantomanga es una de las artistas que participó en este proyecto. “Es mi primera experiencia en la creación de Lambahoany. Gracias a esta iniciativa tuve la oportunidad de conocer cuál es el proceso de creación y sus diferentes técnicas”, comentó.

El uso de un marketing innovador y sólido suscitó interés en el Lambahoany moderno y local. En diciembre de 2011, más de 2.000 personas visitaron en la capital Antananarivo una exposición de las creaciones de los artistas locales. Las obras fueron recogidas en catálogos y folletos que fueron a su vez distribuidos en galerías de arte y expuestos en vallas publicitarias de toda la ciudad. Por otro lado, la proyección de un documental grabado en abril de 2012 atrajo a 1.500 espectadores. Asimismo, CITE organizó un fórum que reunió a artistas y socios interesados en este arte para establecer relaciones comerciales.

Como resultado, CITE consiguió un contrato entre los artistas y la compañía textil Cotona, gracias al cual se elaboró una primera edición de 3.000 Lambahoany con diseños modernos y un mensaje social de los propios diseñadores. Las creaciones están disponibles en el mercado desde mayo de 2012. Otro artista involucrado, Andrianetrazafy Hemerson, afirmó: “Este proyecto ofreció a la industria la oportunidad de beneficiarse de la creatividad de los artistas, y a estos a su vez, les ayudó a establecer vínculos con la industria”.

El proyecto promocionó el Lambahoany como un arte nacional y promovió la renovación creativa de sus diseños. Catie de Balmann, colaboradora de CITE, explicó el significado cultural del Lambahoany: “Representa al pueblo malgache durante toda su existencia, tanto a hombres como mujeres, en la vida como en la muerte… Es por encima de todo, un símbolo de identidad, arraigado en su cultura y en sus rituales. Aquellos que visten el Lambahoany presentan una imagen distintiva de Madagascar”.

Gracias a esta iniciativa, los artistas consiguieron visibilidad y acceso a un amplio mercado. CITE trabaja actualmente con la Asociación de Mediadores Culturales y otros actores con la finalidad de promover una segunda fase del proyecto que incluirá nuevos diseños y exposiciones. Además, también hay planes para realizar una colección de Lambahoany para fomentar su proyección internacional y el intercambio con otros países.

Principio de la página