Nuevas habilidades amplían el horizonte de artistas togoleses

Taller de formación dirigido por el capacitador Sokey (izquierda) y un intercambio entre artistas de Togo y Burkina Faso (derecha) © Coalition Togolaise pour la Diversité Culturelle

Un estudio reciente del gobierno de Togo concluyó que las industrias culturales de la nación permanecen en estado embrionario y necesitan inversión. Con el fin de impulsar las industrias culturales y la artesanía, la Coalición Togolesa para la Diversidad Cultural lanzó este proyecto para desarrollar las competencias técnicas y empresariales de profesionales con talento. El Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la UNESCO apoyó a la ONG en este proyecto vital.

Decenas de artistas adquirieron experiencia práctica en una serie de talleres sobre técnicas plásticas y nuevas artes digitales. La formación incluyó entre otros temas: técnicas de pintura digital, trabajo fotográfico, el uso de Internet para buscar inspiración y las redes sociales para promover sus creaciones.

Daa-iyatou Kandé Adam-Nekere, artista y participante en los talleres, comentó que ha comenzado a ver su trabajo, así como las posibilidades que éste ofrece, con otros ojos. “Aprendí a no hacer solo batiks… aprendí a hacer dibujos abstractos y a usar figuras geométricas en mis diseños, “ explicó. “Se abrió mi mente y me llegaron ideas de cómo hacer modelos de pagnes, los pareos que adoramos en África porque muestran la belleza de las africanas y son parte de nuestra identidad,” dijo con entusiasmo.

Un viaje de estudios llevó a la joven creadora de batiks y a sus compañeros a visitar a los artistas de Ouagadougou, la capital de Burkina Faso. Esta visita a sus vecinos del norte fue para muchos de ellos la primera vez que salían de su ciudad. El intercambio artístico les proporcionó una fuente de gran inspiración.

“La visita a Burkina Faso me permitió ver las diferencias entre lo que hacen los burkineses y lo que hacemos nosotros en Togo. Por ejemplo, ellos usan jentig en la fabricación del batik, cosa para nosotros desconocida. Es tan solo un ejemplo que demuestra la diversidad del arte burkinés. El viaje ha sido inspirador para mí, ” dijo Adam-Nekere.

La exposición de las obras de los participantes en la Feria de artes y artesanía de Togo celebrada en diciembre de 2011 en Lomé, elevó el perfil de estos jóvenes artistas. El evento, de tres días de duración, les ofreció una plataforma de exhibición local y nacional y la oportunidad de relacionarse con miembros de la comunidad y profesionales.

Adam-Nekere y Komlan Modenu, dos jóvenes pintores que participaron en las actividades, han iniciado desde entonces sus propios talleres. Tomar parte en esta iniciativa les ha permitido mejorar sus habilidades y expandir sus horizontes creativos.

Principio de la página