Jóvenes uruguayos bailan a un nuevo ritmo

Pintura mural de Candombé de artistas urbanos en una calle de Montevideo © Andreas Sellanes

Los afrouruguayos forman parte de los grupos desfavorecidos del país cuyo acceso a la riqueza cultural se ve limitado por la pobreza y la falta de infraestructu¬ras. Durante 200 años, esta comunidad se ha identificado con la rítmica música de los bailes y de la percusión del carnaval. A través de esta fiesta, el ayuntamiento de Montevideo movilizó a sus aliados para acercarse a 150 jóvenes de la comunidad norte de Maracana, consiguiendo cambiar muchas vidas durante el proceso.

Gracias a un centro cultural que ofrece talleres de música y baile, las actividades del proyecto fueron organizadas por la institución académica FLACSO-Uruguay (Facultad latinoamericana de ciencias sociales), la ONG Servicio Paz y Justicia de Uruguay y la comparsa “La Clínica” – un grupo de música y baile.

La coordinadora del proyecto Malena Lucero recordó que al principio los jóvenes se mostraron reacios a ir al centro cultural, pero, con el tiempo, la participación aumentó a medida que fueron disfrutando más de las actividades organizadas.

En los talleres impartidos en el centro cultural aprendieron entre otras cosas, técnicas de percusión y de ensamblaje y reparación de tambores. También descubrieron la danza africana y el candombe que ayudó a algunos de los participantes a crear una comparsa. Este grupo de música y danza ha participado en tres desfiles de carnaval. El centro ha sido algo más que un mero lugar de formación, pues ha ofrecido a los jóvenes un lugar seguro para interactuar y participar en actividades creativas.

Segio Silva, miembro de la comparsa, explica cómo participar en la banda ha cambiado su actitud ante la vida. “Me vi cambiar mi apariencia física, hablando con mis vecinos, ayudando a mis amigos, dejando las drogas y volviendo al trabajo, ” dijo. “Este programa cambió mi vida completamente”.

Sergio no ha sido el único. Casi la mitad de los jóvenes implicados en la comparsa han encontrado trabajo o han regresado a la escuela.

Blanca Lemos, Coordinadora del centro cultural y responsable de la creación de la comparsa explicó: “La vida de muchas personas ha cambiado gracias a la creación de una comunidad impulsada con energía y confianza. La gente ha comenzado a ver las cosas de manera positiva”.

El proyecto recibió una gran cobertura a través de los medios de comunicación y fue elogiado por la primera dama de Uruguay, la Senadora Lucia Topolansky.

FLACSO también realizó un taller con representantes del gobierno y la sociedad civil sobre temas sociales de interés local, el cual repetirán periódicamente. Además, se ha publicado una guía de aprendizaje y un documento conceptual sobre el uso de la comparsa para el fortale¬cimiento social.

La identidad positiva creada por el aprendizaje de nuevas habilidades musicales y por el hecho de tener expresiones culturales propias, ayudó a mejorar la cohesión del grupo y la autoestima de la población de Maracaná Norte. Los miembros de la comunidad dijeron sentirse alegres y orgullosos al ver “su viejo sueño” de formar una comparsa hecho realidad. El vecindario entero lo celebró durante los desfiles.

Principio de la página