Cineastas bosnios se movilizan para influir en las políticas para la industria

En la imagen, la noche de estreno del festival anual de cine internacional “Kartkofil Plus” 2012. Crédito: Kratkofil Plus

Las películas son el producto cultural más exportado de Bosnia-Herzegovina. Dos de los estrenos nacionales más recientes fueron aclamados en los festivales de Cannes y Berlín 2013 por los líderes de la industria cinematográfica. Del mismo modo, el famoso festival internacional de cine de Sarajevo ha desvelado muchos de los talentos del país, así como las oportunidades de negocios del sector.

Sin embargo, los cineastas bosnios temen que la corriente de la crisis económica arrase con los logros cinematográficos alcanzados durante los últimos 15 años. Piensan que para mantener la industria a flote se necesita más inversión y medidas audaces que, por ejemplo, frenen la actual fuga de cerebros.

“En Bosnia-Herzegovina los trabajadores de la industria del cine tienen empleo una media de tres meses al año, mientras que en otros países europeos trabajan unos seis meses. El resultado es que muchos de nuestros jóvenes y cualificados talentos del cine se marchan en busca de mejores oportunidades en el extranjero,” dijo Zoran Galic, productor de cine y fundador de la asociación Vizart Film. “No obstante, sabemos que nuestra industria del cine tiene la capacidad de crear nuevos empleos y, como hemos visto durante esta última década, nuestras películas promueven la cohesión social y contribuyen al desarrollo de valores culturales.”

Recientemente, con el apoyo del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la UNESCO, el Sr. Galic juntó a un equipo de reconocidos directores y expertos de la industria para investigar y analizar el sector del cine. El objetivo, explicó el Sr. Galic, era establecer una base para la adopción de medidas y políticas que estimulen el sector.

El estudio identificó las carencias más latentes del marco jurídico de la industria. Mostró que entre 2008 y 2012 la financiación pública destinada al cine había caído en un 65%, y señaló el 2012 como el segundo año consecutivo sin un aumento de producción desde 2002. Pero lo más importante del análisis fue demostrar que “de cada euro que el Estado invierte en la producción de películas, la industria obtiene unos ocho euros de beneficio,” dijo el Sr. Galic. “Necesitábamos este tipo de cifras para mostrarle a nuestras contrapartes en el gobierno que invertir en las industrias creativas es una empresa rentable,” añadió.

Las conclusiones de la investigación fueron articuladas en un Plan de Acción que se entregó a los responsables de la toma de decisiones del país. Las áreas prioritarias de intervención en el ámbito nacional y de las dos entidades se encuentran detalladas en el Plan. Estas incluyen la necesidad de mejorar la competencia, establecer incentivos fiscales y promover las producciones extranjeras que pueden beneficiarse de las excelentes locaciones y de la mano de obra experimentada que existe en todos los sectores de la industria. También se planteó la creación de un Fondo nacional común a fin de promover más estrenos y coproducciones entre cineastas de ambas entidades.

La presentación oficial del Plan tuvo lugar el pasado marzo en una conferencia en Banja Luka en la que participó Dusko Stanivul, un director de cine recién licenciado. Refiriéndose al Plan comentó: “es una base estupenda para el desarrollo del cine y, además, nos da a los autores más jóvenes una perspectiva de futuro optimista.”

El evento duró dos días y reunió a más de 50 representantes del gobierno, sociedad civil, festivales de cine, instituciones académicas y de investigación. Todos respaldaron el Plan de Acción y aprobaron una estrategia plurianual para su puesta en marcha. “Sabemos que no será fácil pero confiamos en que hemos lanzado un proceso sin precedentes,” dijo el Sr. Galic, animado por el hecho de que algunas de las propuestas hechas durante la conferencia ya están en marcha como por ejemplo, la creación de una asociación nacional para cineastas.

Hace unos años, los directores de cine de la Federación de Bosnia-Herzegovina y los de la Republika Srpska trabajaban por separado. A través de este proyecto, “ha sido la primera vez que cineastas de las dos entidades se han movilizado juntos para proponer políticas destinadas a fomentar el crecimiento del sector del cine, crear empleo y desarrollo sostenible,” dijo Jovan Marjanovic, del Obala Art Centre de Sarajevo.

La Asociación Vizart Film, el Obala Art Centre y el Festival de Cine de Sarajevo fueron las organizaciones responsables de la investigación. Se pueden descargar copias de la publicación y el Plan de Acción en inglés en: http://www.filminbh.com/wp-content/uploads/Mapping%20Film%20Industry%20in%20BH%202013.pdf

Principio de la página