Lucha contra el desempleo juvenil mediante las industrias culturales

Comisión Nacional de Mozambique para la UNESCO (Estado Parte), Mozambique
Financiación FIDC: US$ 65.000 | Plazos: febrero 2012 – febrero 2013

© Amanda Rossi

Sobre el proyecto

Finalidad
Generar oportunidades de empleo en las industrias culturales para la población joven impartiendo formación a un grupo de emprendedores de las regiones meridional, central y septentrional de Mozambique y alentándolos a compartir con entidades locales los conocimientos adquiridos en los talleres de capacitación.

Características de la organización
La Comisión Nacional de Mozambique es un organismo gubernamental establecido en 1990 que tiene a su cargo la cooperación del país con la UNESCO y promueve las iniciativas de la UNESCO en Mozambique, incluyendo la aplicación de la Convención de 2005. En 1997, la Comisión Nacional puso en marcha una red nacional que federaba a más de 100 organizaciones e instituciones como escuelas, asociaciones y centros de cultura. Una de sus misiones primordiales consiste en fortalecer las industrias culturales a través del refuerzo de las capacidades.

Contexto local
La juventud mozambiqueña es una de las grandes víctimas de la tasa de desempleo del 21% que sufre el país, causada en parte por la crisis económica mundial. El gobierno, consciente de las posibilidades de desarrollo sostenible que ofrecen las industrias culturales, tiene la esperanza de combatir el desempleo alentando iniciativas individuales por parte de emprendedores del sector de la cultura. Algunos proyectos ya están en curso, pero la falta de conocimientos de gestión, marketing y temas jurídicos está lastrando su despegue. Por ello, para que esas iniciativas puedan llegar a buen puerto es indispensable ofrecer formación a los jóvenes emprendedores en ciernes.

Principales objetivos
La Comisión Nacional de Mozambique forma a jóvenes del sector creativo para que constituyan la próxima generación de actores de la industria cultural. El objetivo consiste en reunir a un conjunto de interlocutores comprometidos para que compartan experiencias, así como buenas prácticas, con esos jóvenes y ejerzan así de mentores, encargados de transmitir sus competencias y conocimientos en el terreno de la cultura. Su saber está sirviendo para reforzar las capacidades de entidades ya implantadas en el sector creativo.

Principales actividades
La primera fase del proyecto consistió en seleccionar a un grupo de 90 participantes ya activos en entidades de carácter cultural de las regiones meridional, central y septentrional de Mozambique. La Comisión Nacional de Mozambique solicitó la participación de interlocutores ya consolidados en el sector creativo del país, pidiéndoles que dirigiesen talleres de capacitación destinados a dar a conocer la Convención de 2005 y otros instrumentos jurídicos internacionales y nacionales relacionados con las expresiones culturales. Ejerciendo de mentores, compartieron sus experiencias y buenas prácticas con los participantes, a los que también ofrecieron asesoramiento específico. En la segunda fase del proyecto, los alumnos de la fase anterior llevaron ese saber a sus respectivas localidades, trabajando con dos o tres entidades implantadas en el terreno. A partir de ahí, las iniciativas que los organizadores del proyecto juzguen sostenibles reciben apoyo logístico.

La tercera fase del proyecto consiste en organizar un taller nacional en el que los participantes comparten sus éxitos y desafíos enfrentados con sus homólogos y con representantes de organismos gubernamentales, entidades de la sociedad civil y ONG, paralelamente a la organización de una exposición dedicada al mejor trabajo que haya resultado del proyecto. La última fase consiste en dar a conocer los resultados mediante material impreso y un sitio web dedicado específicamente a ello.

Principio de la página