Nuevas Capacidades Dinamizan el Sector Creativo de Serbia

El formador y asesor, Goran Djukic, durante una tutoría con los participantes de Serbia sobre cómo desarrollar un plan de negocios para sus iniciativas de industrias culturales. Crédito: Ivana Damnjanovic.

Las pequeñas y medianas empresas han sido la columna vertebral del crecimiento económico de Serbia en la última década. Pero las industrias culturales del país no han logrado despegar debido al acceso limitado a financiación y a la escasez de habilidades necesarias para impulsar negocios en el sector creativo.

Con la financiación del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la UNESCO, la asociación sin ánimo de lucro serbia Academica puso en marcha un programa de formación práctica para reforzar el sector en Mokra Gora, Drvengrad, Kragujevac y Belgrado. El programa se centró en los emprendedores creativos de las zonas rurales y empobrecidas, donde las oportunidades de empleo son insuficientes.

En total, 164 participantes de 33 municipios / comunidades realizaron con éxito los 12 cursos de formación. El plan de estudios era amplio e innovador. Se combinaron módulos teóricos y prácticos sobre temas tan variados como el fomento del espíritu empresarial, la industria de la música y el software interactivo. El diseño del curso se hizo cuidadosamente para ayudar a los alumnos a crear empresas dinámicas y a participar más activamente en los mercados culturales nacionales y regionales.

"Le brindamos a los emprendedores las técnicas para moldear sus ideas de negocio, definir su producto y presentarlo en el mercado. Les enseñamos cómo acercarse y escuchar a los clientes y, además, les animamos con el ejemplo de emprendedores de éxito", dijo Aleksandar Djeric, director de Programas de Academica.

Durante todo el curso se exploró ampliamente cómo construir alianzas y recaudar fondos del sector privado. Las iniciativas relacionadas con medios digitales y la creación de empresas en las industrias de producción de música también recibieron una atención especial a través de módulos adicionales.

Uno de los emprendedores participantes, Vladimir Gojkovic, se apuntó al curso para perfeccionar una idea de negocio para el desarrollo de un portal web de música, ya que "[mis colegas y yo] queremos [aprender a] proporcionar todo tipo de información acerca de las bandas de música existentes. Especialmente queremos [aprender a] promover la música original y los géneros a los que los medios de comunicación no brindan tanta cobertura", explicó.

Por su parte, Orhan Maslo Oha apreció sumamente la oportunidad que le ofreció la formación de revisar su modelo de negocio para la producción audiovisual en la región de los Balcanes. "Aprendí nuevas fórmulas para simplificar mi idea de negocio y presentarla a un mercado más amplio, así como a los inversores que, espero, quieran invertir en ella en el futuro", dijo entusiasmado.

Pero la capacitación no fue el único apoyo que ofreció Academica. Seis de las organizaciones y pequeñas empresas más prometedoras que asistieron al curso fueron seleccionadas para recibir capital del fondo piloto de la ONG, creado para apoyar a las industrias culturales de la región. Las subvenciones están concebidas para ayudar a poner en marcha algunos de los modelos de negocio más creativos y viables.

Como parte del programa, Academica también alentó la sensibilización sobre el potencial de desarrollo de las industrias culturales de Serbia y de la Convención de 2005. A través de paneles de discusión con expertos del sector – entre los cuales se incluyen algunos provenientes de Bosnia y Herzegovina y Croacia-, debates televisados y un intenso trabajo con los medios, la organización logró crear entusiasmo entre los profesionales de la cultura, empresarios, funcionarios gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil.

La serie de artículos escritos por los miembros del grupo de expertos fueron compilados en una publicación titulada Cultural Industries and Cultural Diversity, cuyo objetivo es la sensibilización del público sobre el potencial de las industrias culturales para el desarrollo sostenible en Serbia. El libro se distribuyó ampliamente entre ministerios e instituciones gubernamentales, universidades, organizaciones culturales y profesionales culturales en Serbia y en los países vecinos de los Balcanes.

El equipo de Academica continúa brindando tutorías a los emprendedores que recibieron subvenciones y, a través de sus redes sociales, también mantienen un contacto regular con los otros estudiantes. El éxito de los cursos ha despertado el interés de la Universidad de Greenwich en Londres, que está considerando la posibilidad de acreditar el programa. Esto, junto con los planes de la ONG de impartir los módulos a través de campamentos de verano, seminarios y pasantías, ha inyectado nueva energía en los sectores creativos de Serbia. "Hemos considerado los logros y el potencial de este programa y hemos concluido que puede seguir desarrollándose, e incluso ser acreditado como una formación profesional", dijo Djeric.

Principio de la página