La coordinación con las administraciones regionales

En función de la estructura del Estado, federal o unitario, y del grado de descentralización administrativa, fiscal y presupuestaria, la política de fomento sectorial deberá ser más o menos concertada entre los distintos niveles. Siempre es importante contar con las autoridades regionales y locales para impulsar la industria cultural y creativa nacional, pues buena parte de las estrategias que se implementen, requerirán su apoyo en forma directa o indirecta.

Por lo general, aquellas regiones con cierta capacidad económica y un grado de desarrollo de su industria cultural y creativa ya cuentan con algún tipo de políticas específicas de fomento. En estos casos, comenzar por establecer mecanismos eficaces de información y concertación entre las autoridades nacionales y regionales responsables del sector, resulta prácticamente indispensable para no duplicar esfuerzos y para facilitar la coordinación de estrategias conjuntas.

En casos con menor desarrollo relativo, los responsables nacionales de las industrias culturales y creativas pueden inducir a las autoridades regionales a crear un clima favorable que facilite, por ejemplo, la instalación de empresas del subsector que pueda verse más favorecida por el entorno existente. Una manera eficaz de lograr este objetivo consiste en proponer proyectos piloto mediante fórmulas de cofinanciación nacional-regional. Esto permite una extensión territorial del programa nacional y, a la vez, enriquece los resultados y la rendición de cuentas de las autoridades regionales que pueden presentar el proyecto como propio.

Principio de la página