Etapas en el proceso de creación o modificación de una norma

  1. Definir con claridad el problema por resolver y establecer los objetivos que se pretenden alcanzar con la nueva norma.
  2. Reunir y analizar la información estadística y los antecedentes disponibles sobre la temática.
  3. Identificar a los actores que se verán involucrados en el proceso. Estos pueden formar parte de otros sectores de la administración pública, del Poder Legislativo, de asociaciones gremiales y empresariales u otras asociaciones civiles que pueden sentirse afectadas. Conviene tener en cuenta también los efectos de la norma sobre algunos actores internacionales, estén representados o no por agentes locales.
  4. Establecer ámbitos formales de negociación con cada uno de los actores involucrados, ya sea de manera individual o colectiva, en los cuales sea posible debatir la problemática de un modo libre y abierto. Se debe procurar obtener el apoyo necesario para alcanzar una norma consensuada. Si no fuera posible, se evaluará la relación de fuerzas resultante y se decidirá qué acciones se podrán implementar. En cualquier caso, será necesario elaborar una estrategia de comunicación que explique los beneficios generales de la nueva normativa.
  5. Redactar cuidadosamente el texto, lo cual no es una cuestión menor. La precisión y claridad de una norma es fundamental para que pueda ser interpretada y aplicada. Esto hace muy necesaria la intervención de expertos en la redacción de normas.
  6. Validar políticamente la decisión e iniciar los procedimientos administrativos para aprobar la norma.
  7. Dentro de la prudencia, mantener informados a todos los actoresque han intervenido en el proceso.
  8. Elaborar la reglamentación que complemente la norma, previa negociación con el conjunto de servicios del Estado sobre los que ella incida (comercio exterior, hacienda, industria, relaciones laborales). No deberá descuidarse este aspecto que resulta decisivo para asegurar la aplicación concreta de la ley adoptada.

 

 

 

En general, cuanto mayor nivel jerárquico tenga la norma por crear o modificar, más complejo será el proceso para su aprobación. El factor tiempo es importante y debe ser considerado al momento de iniciar un proceso de elaboración o modificación de una norma.

Principio de la página