Diagnosticar

Descargar indicadores de diagnóstico (PDF)

El diagnóstico es una herramienta que se utiliza para conocer, de manera informada y razonada, la realidad y la dinámica de un sector de actividad económica. En el caso que nos ocupa, nos servirá para comprender los intercambios materiales y simbólicos que se producen en los procesos de creación, producción, distribución y consumo de bienes y servicios en el sector de las industrias culturales y creativas.

El análisis debe permitir visualizar de forma prospectiva las tendencias de futuro de las iniciativas públicas y privadas.

Conocer y comprender el contexto social, económico e institucional es fundamental. Factores como la cultura política y su ética, la estructura federal o centralizada del Estado, el sistema y la estructura económica, el nivel y valores educativos, o la situación geoestratégica del país o región, por solo citar algunos, son fundamentales para la elaboración del diagnóstico. Asimismo, hay que distinguir entre las necesidades y los objetivos de los distintos actores presentes en el sector, desde las demandas de las pymes culturales hasta las exigencias de los grandes grupos multimedia, nacionales e internacionales, con intereses diversos.

Para profundizar en el diagnóstico, es necesario disponer de datos estadísticos o elaborarlos, y de otras informaciones cuantitativas y cualitativas que permitan conocer mejor cada uno de los ámbitos y variables sobre los que incide una política de fomento. Cada variable puede ser analizada mediante indicadores de diagnóstico, los cuales tienen como finalidad sintetizar la realidad y contrastar de modo temporal y espacial los datos más significativos. Desde ese punto de vista, lo pertinente es identificar cuál es la información estratégica que da cuenta de las principales actividades del sector y permite medir el impacto de las políticas más importantes.

A modo de ejemplo, presentamos una serie de indicadores tipo que responden respectivamente a variables clave de la oferta, la demanda, el empleo, el comercio, el valor macroeconómico, la formación, la gestión empresarial y la acción gubernamental en el sector de las industrias culturales y creativas. Si bien se pueden definir muchos más indicadores para cada una de las variables, lo importante es que sean adecuados a cada realidad específica que se quiere analizar.

Hacer un diagnóstico implica comenzar por dos preguntas: ¿qué se quiere medir? y ¿para qué se quiere medir lo que se va a medir? Las respuestas deberán ser precisas para no malgastar recursos en generar información e indicadores sin utilidad evidente. Invertir tiempo, energía y dinero en elaborar indicadores debe compensarse con el conocimiento que se obtendrá de ellos. Es preferible tener sistemas de información incompletos y perfectibles, pero oportunos, antes que sistemas que se pretenden completos y perfectos, pero que demoran demasiado tiempo en ser financiados, construidos y en estar disponibles. Es muy probable que, para estructurar el diagnóstico, sea necesario definir o redefinir con la mayor claridad posible los principales conceptos, tanto de carácter general como específico que van a ser utilizados. Por ejemplo, sector de industrias culturales y creativas, objetivos de las políticas públicas, consumo, producción, entre otros.

Indicadores de diagnóstico (PDF)

Principio de la página