¿Para qué hacer diagnósticos sobre las industrias culturales y creativas?

  • Para conocer mejor la estructura de la oferta y la demanda. Esto apunta a identificar oferentes y demandantes, y a comprender cómo funciona la estructura de cada cadena de valor (materias primas, distribución, concentración de la propiedad sobre los factores de producción y flujos de los capitales, etcétera).
  • Para ubicar al sector cultural en el nivel macroeconómico, midiendo el aporte que realiza al PBI y al empleo en comparación con otros sectores económicos. Puede realizarse desde una perspectiva estática (en un momento de tiempo determinado) o dinámica (al mirar y comparar la tasa de crecimiento).
  • Para justificar una intervención estatal más decidida a favor de las industrias culturales y creativas. Se trata de contar con argumentos de negociación para obtener recursos financieros y culturales que estén en relación con las potencialidades de desarrollo económico del sector.
  • Para generar sinergias comunes entre subsectores de las industrias culturales y creativas a través de la elaboración de análisis, comparaciones e interpretaciones globales.

¿Cómo debe ser un diagnóstico de las industrias culturales y creativas?

Existen diversas metodologías para diagnosticar las dinámicas de producción, distribución y consumo del sector de las industrias culturales y creativas. Dentro de la variedad de metodologías existentes, los expertos proponen que ellos cumplan al menos los siguientes requisitos: 

  • Ser participativas. Deben reconocer e integrar los intereses y necesidades de agentes diversos: públicos y privados, grandes y pequeños, céntricos y marginales.
  • Ser confiables, sin llegar al punto de ser extremadamente exhaustivas.
  • Ser periódicas, con el objetivo de hacer seguimiento en el tiempo de la actividad del sector y los resultados de las políticas.
  • Ser claras y entendibles.
  • Ser comparables con otros sectores económicos, en el tiempo y en el espacio.
  • Ser accesibles y relevantes para la política cultural. Las finalidades de la responsabilidad gubernamental deben mantenerse claras a lo largo de todo el proceso del diagnóstico.

Una primera cuestión por resolver es la definición de industria cultural y creativa que se utilizará en cada contexto. Como se ha visto, existen diferentes concepciones que integran distintos subsectores (edición, música, artesanía, publicidad, etc.). Lo importante es consensuar una definición adaptada a la realidad territorial, sea nacional, regional o local que resulte operativa desde el punto de vista de la implementación de una política pública.

Principio de la página