Conformar el campo de acción

Conformar el campo de acción de las industrias culturales y creativas implica conocer las lógicas de funcionamiento que rigen el comportamiento de los distintos actores que intervienen en el sector. Se puede empezar a conocer el campo de acción mediante la confección de un primer "mapa" que identifique los actores y los ubique dentro de la cadena productiva.

De esta manera, se podrá establecer la importancia que tiene cada uno (en términos de influencia, tamaño económico, prestigio, etc.) y las características de las relaciones que mantienen entre sí y con los poderes públicos. Cabe señalar que, en el sector de las industrias culturales y creativas, la ubicación de un actor, una organización o empresa no depende solamente de su potencia económica, y por ello conviene considerar, además, aspectos tales como el prestigio o la calidad. Por ejemplo, pequeños sellos independientes de música pueden tener una influencia mayor sobre un público determinado que una empresa multinacional con gran capacidad financiera.

También hay que considerar que numerosas empresas pequeñas y microempresas que operan en el sector cultural y creativo no se ven como parte del sector, pues tienden a asociar las políticas de fomento con los grandes grupos empresariales. Sin embargo, son una parte muy importante del campo.

El conjunto de actores que intervienen en cada subsector conforman lo que se denomina cadena productiva. La cadena productiva va desde la idea que da origen al producto hasta su utilización por parte del consumidor o usuario. Cualquiera que sea el producto final, la cadena productiva estará integrada por los siguientes eslabones:

Aquí puede descargar dos ejemplos de cadena productiva. (Cadena de valor de la industria muscial , PDF | Circuito del mercado de arte visual PDF)

Las políticas públicas dirigidas al sector de las industrias culturales y creativas seguramente no comienzan con su gestión. A esta altura de su desarrollo, puede deducirse cuál ha sido la actitud del Estado, las empresas, las organizaciones profesionales, las agrupaciones sindicales y los demás grupos sociales frente a cada una de las ramas o subsectores. Incluso la indiferencia o el laissez faire constituyen una política. Es muy importante que se conozcan los antecedentes de la actuación pública en su espacio territorial.

Principio de la página