28.02.2013 - ODG

“La cultura, eje central de la recuperación financiera de Islandia”, afirma el presidente islandés durante su visita a la UNESCO

© UNESCO/E.U.

El 28 de febrero de 2013, Olafur Ragnar Grimsson, presidente de la República de Islandia, visitó la UNESCO, en la primera visita de un Presidente de ese país a la Organización, y mantuvo una larga y fructífera reunión bilateral con Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

La Directora General dio la bienvenida al presidente y recordó la larga relación de cooperación entre la Organización e Islandia, particularmente en los ámbitos de la cultura y la ciencia.

“Islandia es un ejemplo singular del poder de resiliencia mediante la inversión en cultura”, afirmó Irina Bokova, quien destacó la contribución de la Sra. Vigdís Finnbogadóttir, ex-presidenta de Islandia y Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la diversidad lingüística y la educación multilingüe y firme defensora del papel de las lenguas en apoyo de la diversidad cultural y el entendimiento mutuo. La Directora General subrayó también la contribución de Finnbogadóttir como miembro del Jurado Internacional del Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouët-Boigny.

“La UNESCO ha ocupado siempre un lugar especial en Islandia por su mandato singular en los ámbitos de la cultura y la educación”, dijo el presidente Grimsson. “La cultura y las lenguas están estrechamente relacionadas con la creación de la República de Islandia y los cimientos de su independencia”.

A continuación, el presidente señaló que la cultura está en el núcleo de la recuperación financiera de Islandia y ha pasado a ser el principal capital económico del país. En este sentido, encomió la firme labor realizada por la Directora General en defensa del papel fundamental de la cultura para el desarrollo en todas las sociedades y dio ejemplos de las florecientes empresas culturales y el turismo cultural en Islandia, así como del desarrollo de editoriales e instituciones de diseño y arte, como la sala nacional de conciertos Harpa, realizada en cristal en 2010 y diseñada por el arquitecto de renombre mundial Olafur Eliasson, que constituye un modelo de diseño sostenible y arquitectura ecológica y da testimonio de la riqueza de la cultura islandesa, su pujante creatividad e innovación.

Refiriéndose a la actual crisis financiera generalizada en Europa, el presidente invitó a la Directora General a fortalecer su defensa de la importancia de la cultura en aras del desarrollo sostenible y le sugirió que convocara una conferencia de ministros de finanzas para hablar sobre el papel de la cultura en la recuperación económica. Se ofreció a presentar la exitosa experiencia de Islandia en este contexto y a compartir las investigaciones y los conocimientos técnicos de su país con la comunidad más amplia de investigadores.

Irina Bokova invitó al presidente a unirse a la UNESCO en el congreso que se organizará en Hangzhou sobre cultura y desarrollo, haciendo hincapié en el poder de la cultura para la resiliencia, como se puso de manifiesto en Haití después del terremoto, para la reconstrucción y la unidad nacional, como se demostró recientemente en Malí, y para su impulso económico y social mediante el empleo y los sectores creativos, de lo que dan testimonio diversas economías emergentes, como el Brasil y China.

El presidente abordó también cuestiones de gran interés para él y para su país en relación con el cambio climático. Se refirió a los tres ámbitos principales en que Islandia puede aportar su experiencia de larga data, a saber, la energía renovable, la investigación sobre el Ártico y los océanos. “El futuro de los océanos es fundamental para Islandia”.

Informó a la Directora General de la importante inversión realizada por su país en el desarrollo de la capacidad de científicos asiáticos y africanos, y del deseo de Islandia de colaborar con la UNESCO de forma más destacada para movilizar la cooperación internacional en relación con el cambio climático y los océanos. En relación con estos últimos, destacó la rapidez de los cambios que afectan a las especies y las comunidades pesqueras en todo el mundo.

La Directora General expresó su preocupación tras la Conferencia Río+20 y los debates en el Foro Económico de Davos de 2013 por el insuficiente reconocimiento que recibe en los órganos encargados de tomar decisiones y en las políticas públicas la necesidad de garantizar la sostenibilidad de los océanos. Informó al Presidente de las actividades que realizaba la UNESCO en el contexto del Pacto de los Océanos de las Naciones Unidas por conducto de su Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI), centrándose principalmente en las consecuencias de los peligros costeros y la acidificación. Acogió con agrado la oportunidad de colaborar con Islandia para impulsar su labor de promoción en este sentido y examinar modalidades concretas en el marco de la próxima Asamblea General de la COI que se celebrará en junio. El presidente reconoció la necesidad de aumentar el grado de interés a este respecto y de reforzar el mensaje ante la comunidad internacional en su conjunto, y destacó la importancia de la recopilación y el intercambio de datos científicos.

Para concluir, el presidente expresó el interés de Islandia de incrementar sus actividades relacionadas con el Patrimonio Mundial, y se refirió al deseo de presentar la candidatura de las casas de turba tradicionales de los vikingos para su inclusión en un futuro próximo en la Lista del Patrimonio Mundial. Recordó que la tradición arquitectónica vernácula se remonta al asentamiento en el siglo IX, adaptándose al clima local, a los recursos ambientales y a las necesidades de la sociedad en la isla.

La Directora General celebró la importancia otorgada por el presidente al Patrimonio Mundial como puente entre el patrimonio construido y las comunidades, así como entre la preservación del patrimonio cultural construido y la salvaguardia de las tradiciones ancestrales.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página