22.02.2010 - UNESCOPRESS

La Directora General de la UNESCO lamenta la pérdida de vidas humanas en Meknes y ofrece apoyo en la restauración del minarete

© UNESCO/Gattoni, FranciscoMeknes minarat

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, expresó el domingo su sentido pesar por el derrumbe de un minarete en la ciudad marroquí de Meknes, inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial, y ofreció a las autoridades marroquíes la colaboración de la UNESCO para restaurarlo.

“Me entristece profundamente la trágica muerte de las personas que se encontraban orando en la mexquita. Envío mis sincero pésame y el de toda nuestra Organización a los familiares de las víctimas”, agregó.

“Como indicó inmediatamente Su Majestad el Rey, tras este fatal accidente se llevará a cabo una revisión del estado de todas las mezquitas antiguas de Marruecos. La UNESCO apoya las rápidas medidas tomadas por el reino de Marruecos para reparar los daños y evitar otros riesgos en éste y otros sitios y ofrece su colaboración para el inventario y análisis de los sitios elegidos”, agregó.

La UNESCO está preparada para movilizar a expertos internacionales que puedan contribuir a acelerar el proceso de diagnóstico y está ya en contacto con las autoridades marroquíes para definir con ellas los pasos iniciales más urgentes. La ciudad vieja de Meknes, fundada en el siglo XI, fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en 1996.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página