02.10.2017 - UNESCO La Habana/Portal de la Cultura de América Latina y el Caribe

Memoria histórica de la rumba a disposición del público cubano

Con la publicación del tercer número de la revista Timbalaye, el público cubano ha recibido una amplia selección fotográfica y documental sobre el desarrollo de la rumba cubana desde su surgimiento, así como un recorrido por varias ediciones del festival.

Artículos de importantes investigadores, entre ellos el Dr. Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y el etnólogo Argeliers León, ilustran y documentan el devenir del género, que ha sido recientemente inscrito por la UNESCO en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Así fue reseñado por el periodista y Vicepresidente de la UNEAC, Pedro de la Hoz, al presentar la revista en la Casa de Africa, ocasión en la que también se difundió la antología poética Camán lloró, del destacado poeta cubano Eloy Machado Pérez, “El Ambia”, también conocido como el Poeta de la Rumba.

Machado Pérez ha desarrollado por más de 30 años una sostenida labor de promotor cultural de la rumba por medio de la peña cultural que dirige en los jardines de la UNEAC, como recordó el compilador de la antología, el escritor italiano Gaetano Longo.

La poesía de “El Ambia” (amigo en lengua yorubá) se nutre de la cultura popular cubana y de la propia rumba mediante un lenguaje rico en ritmo y términos de origen africano, asimilados como parte de la identidad cubana.

Con ambos textos, el público tiene a su disposición una amplia memoria histórica sobre un género que se continúa desarrollando y disfrutando por la población y que el mismo pueblo cubano preserva, no solo por medio de eventos promovidos por las instituciones culturales cubanas, sino también por la labor de los propios cultores en las comunidades y los barrios y su transmisión a las nuevas generaciones.

Al concluir ambas presentaciones, hizo uso de la palabra el Dr. Miguel Barnet, en su condición de Presidente de la Fundación Fernando Ortiz, quien entregó un diploma de reconocimiento al Director y Fundador del Festival Timbalaye, Ulises Mora, por su dedicación al cultivo y la promoción de la rumba en Cuba y en el mundo.

Clausuró el evento la Directora de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, Katherine Muller-Marin, quien subrayó la importancia de la rumba como elemento imprescindible de la identidad cubana, al promover el respeto por la diversidad cultural y el desarrollo y favorecer el intercambio cultural y la valorización de las tradiciones.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página