Código Internacional de ética para marchantes de bienes culturales

Los marchantes de bienes culturales reconocen el papel esencial que ha desempeñado el comercio en la difusión de la cultura y en la distribución a los museos y a los coleccionistas privados de bienes culturales extranjeros, fuentes de educación y de inspiración entre los pueblos.

Toman en consideración la preocupación expresada en el mundo entero en cuanto al tráfico de bienes culturales robados, ilícitamente enajenados, excavados de manera clandestina e ilícitamente exportados y aceptan quedar vinculados por los principios de práctica profesional más abajo mencionados, destinados a distinguir entre los bienes culturales resultantes del comercio ilícito y los que proceden del comercio lícito, esforzándose por eliminar los primeros de sus actividades profesionales.

El Código Internacional de ética para marchantes de bienes culturales fue adoptado por el Comité Intergubernamental para la Promoción del Retorno de los Bienes Culturales a sus Países de Origen o su Restitución en Caso de Apropiación Ilegal en su 10ª reunión, enero de 1999, y aprobado por la 30ª Conferencia General de la UNESCO, noviembre de 1999.

  • Texto oficial del Código Internacional de ética para marchantes de bienes culturales
  • Study on an international code of ethics for dealers in cultural property for the purpose of more effective control of illicit traffic in cultural property : EN | FR
  • Feasibility of an international code of ethics for dealers in cultural property for the purpose of more effective control of illicit traffic in cultural property; a report for UNESCO by P.O'Keefe : EN | FR
Principio de la página