En 2013, dos nuevos Estados miembros se han adherido a la Convención de la UNESCO de 1970: Myanmar y el Reino de Lesoto han presentado sus instrumentos de ratificación.

Estas ratificaciones representan un paso importante en el fortalecimiento de la aplicación de la Convención de 1970, que ahora cuenta con 125 Estados Partes, y refleja el creciente apoyo internacional en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales en todo el mundo. En 2012, otros tres Estados ratificaron la Convención: Kazajstán, Palestina y Swazilandia.

La Convención beneficia a los Estados Partes, ya que promueve la cooperación internacional en la promoción de acciones preventivas en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, y permite el desarrollo de medidas para la restitución de los bienes culturales a nivel nacional e internacional.

Comité Intergubernamental

Para tratar los casos que van más allá del alcance de la Convención de 1970 o de otros acuerdos internacionales, la UNESCO creó en 1978 el Comité Intergubernamental para Fomentar el Retorno de los Bienes Culturales a sus Países de Origen o su Restitución en Caso de Apropiación Ilícita, un forum de negociación, mediación y conciliación para facilitar la restitución de objetos culturales de importancia, como las esculturas del Partenón, y desarrollar herramientas de prevención y sensibilización a la lucha contra el tráfico ilícito.  

Sensibilización

Hoy en día, y teniendo especialmente en cuenta el problema de las excavaciones ilegales y el comercio de objetos arqueológicos, la Convención de 1970 cobra una importancia sin precedentes, y un gran número de Estados Miembro de la UNESCO quiere aumentar su visibilidad, mejorar su implementación a nivel nacional y examinar su futuro.

Principio de la página