Campaña contra el trafico: "Sus acciones cuentan: sea un viajero responsable"

5 de marzo de 2014 - La Organización Mundial del Turismo (OMT), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) han aunado sus esfuerzos para promover una campaña mundial en la que se insta a los viajeros a apoyar la lucha contra diversas formas de tráfico ilícito.

“Sus acciones cuentan: sea un viajero responsable” aspira a sensibilizar a los turistas respecto posibles situaciones de tráfico de personas, especies silvestres, artefactos culturales, drogas ilegales y falsificaciones.

El tráfico ilícito de bienes culturales es un problema que afecta todas las regiones del mundo. El saqueo, robo y exportación ilegal de estos objetos afectan a museos, colecciones públicas y privadas, instituciones culturales y lugares de culto, así como a sitios arqueológicos en todo el mundo. Causan un daño irreparable al patrimonio cultural, y priva a las comunidades de la memoria, el testimonio físico de su pasado. Preservar el patrimonio cultural debe ser una preocupación constante, ya que el patrimonio cultural, una vez perdido o destruido, no renovable. Este problema es particularmente alarmante en tiempos de crisis, como en Irak, Egipto, Mali o Siria. Los turistas deben saber y ser conscientes de que, por ejemplo, hoy en día, la adquisición de bienes culturales iraquíes o sirios es estar en connivencia con los traficantes y saqueadores sin escrúpulos.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, subrayó durante el lanzamiento de la campaña en Berlin que . "Los turistas son blancos fáciles para los traficantes que venden artefactos culturales de procedencia dudosa" explicó, y añadió: "No suelen ser conscientes de que esos "souvenirs" pueden ser un patrimonio robado, arrancado de su entorno original, extraído ilegalmente de un yacimiento arqueológico, o adquirido por personas sin escrúpulos que ofrecen un exiguo pago a cambio. Su pérdida puede causar daño y aflicción considerables a sus propietarios legítimos, para quienes esos elementos forman parte intrínseca de su identidad y de sus valores culturales."

"Decimos que el tráfico ilícito de bienes culturales se estima en $ 7 mil millones por año, pero esto no es una cuestión de dinero: el saqueo de bienes culturales es un robo de identidad y de la historia de un pueblo, y debemos poner todos nuestros fuerzas en luchar contra eso. Espero que esta campaña ayude a que los turistas sean más respetuosos con otras culturas y embajadores de un mundo más sostenible. Esta campaña no es sólo una campaña sobre el turismo, sino también sobre la ciudadanía ", concluyó Irina Bokova.

La campaña cuenta con el apoyo de Marriott International y Sabre Holdings, y ambos promocionarán este importante mensaje a sus millones de clientes.

Más información:


Principio de la página