Casos recientes de restitución de bienes culturales bajo la Convención de 1970

Luchar contra el tráfico internacional ilícito de bienes culturales es promover el respeto debido a los bienes culturales y a los que son sus custodios legítimos, afirmó Koïchiro Matsuura, antiguo Director General de la UNESCO, el 12 de junio de 2007.

La Convención de la UNESCO de 1970 y las leyes que se derivan de su implementación a nivel nacional son útiles para las Autoridades Nacionales de aquellos Estados Parte que deseen devolver uno o varios bienes culturales a otro país.

Caballo marino ©Ministerio de cultura y turismo de Turquía

Libia, Sabratha, junio de 2013

[versión española en preparación]

In March 2013, two statue heads from the classical museum of the archaeological site of Sabratha, inscribed on the World Heritage List (1982), were looted and the statues damaged.
On 7 June 2013, the police in coordination with the 1st Infantry Battalion Libya Shield arrested a network of smugglers indicted in the robbery of two heads of statues from the Sabratha Museum.

Alemania – Turquía, marzo de 2013

Alemania ha devuelto un broche de oro (un “caballito de mar con alas”) a Turquía. El broche había sido robado de un museo en Usak, Turquía, en 2005, y fue incautado por las autoridades alemanas en 2012. Después de que Turquía fuera informada a través de Interpol, así como por el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, el broche fue devuelto a representantes de Turquía el 5 de marzo de 2013 en base al Código de Procedimiento Penal alemán.

Australia – Perú y Jordania, septiembre de 2011

El Gobierno australiano ha devuelto oficialmente una serie de antigüedades de gran valor a los gobiernos de Perú y Jordania. Los objetos han sido devueltos gracias a la Ley de 1986 sobre la Protección del patrimonio cultural mueble (Protection of Movable Cultural Heritage Act 1986). Bajo esta Ley, todo bien cultural que haya sido exportado ilegalmente del país de origen debe ser devuelto.

Canadá - Bulgaria, junio de 2011

El Gobierno de Canadá devolvió a la República de Bulgaria 21 000 monedas, piezas de joyería, y otros objetos que habían sido importados ilegalmente a Canadá e incautados por la Policía Montada del Canadá.

Principio de la página