20.06.2013 - ODG

“Angkor constituye un modelo de iniciativa empresarial, una referencia científica en materia de desempeño y excelencia que hay que compartir con el mundo”, declara la Directora General

© UNESCO/Paola Leoncini-Bartoli -UNESCO Director-General, Irina Bokova, visiting the Archaeological Park of Angkor, an iconic World Heritage site in Cambodia, June 2013.

La Directora General de la UNESCO, Sra. Irina Bokova, concluyó su visita oficial a Camboya con una visita al parque arqueológico de Angkor, sitio emblemático inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial y en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro desde 1992.

Con una extensión aproximada de 400 km que incluye zona forestal, Angkor es uno de los sitios arqueológicos más importantes de Asia Sudoriental y contiene los grandiosos restos de diferentes capitales del imperio khmer desde el siglo IX hasta el XIV, entre los que se cuentan el famoso templo de Angkor Wat y, en Angkor Thom, el templo Bayon con sus innumerables decoraciones escultóricas.

La UNESCO ha establecido un programa amplio para salvaguardar este sitio y sus alrededores. El magnífico conjunto está formado por impresionantes monumentos y templos, estructuras hidráulicas y rutas de comunicación. Durante varios siglos Angkor fue el centro del reino khmer y en él se concentran de manera singular vestigios que dan testimonio de una civilización excepcional. La arquitectura y el diseño de las sucesivas capitales muestran un nivel complejo de orden y rango social en el imperio khmer. Angkor es un sitio importante, ejemplo de valores culturales, religiosos y simbólicos, con una importancia arquitectónica, arqueológica y artística sobresaliente.

El complejo de Angkor ilustra toda la variedad del arte khmer desde el siglo IX hasta el XIV, e incluye varias obras maestras de innegable valor. Templos como Angkor Wat, Bayon, Preah Khan y Ta Prohm, emblemas de la arquitectura khmer, están estrechamente ligados a su contexto geográfico e imbuidos además de significación simbólica. El arte khmer de Angkor tuvo una profunda influencia en gran parte de Asia Sudoriental. El imperio khmer de los siglos IX al XIV abarcaba la mayor parte de Asia Sudoriental y desempeñó una función formativa en el desarrollo político y cultural de la región. Todo lo que queda de esa civilización es su rica herencia de estructuras de ladrillo y piedra.

En el parque arqueológico de Angkor trabajan actualmente varios equipos internacionales bajo la supervisión y dirección conjuntos de la Autoridad Nacional APSARA (Autoridad para la protección del sitio y la ordenación de la región de Angkor) con el apoyo de la UNESCO, así como de varios asociados nacionales e internacionales.

La Directora General encomió la seria y profesional labor realizada y supervisada por el Sr. Bun Narith, Director de la Autoridad Nacional APSARA, en el contexto del Comité Internacional de Coordinación de la Salvaguardia y el Desarrollo del Sitio Histórico de Angkor, que celebra dos reuniones anuales copresididas por el Japón y Francia y bajo la dirección general de la UNESCO.

“En 20 años de trabajos de restauración y conservación en el sitio del Patrimonio Mundial de Angkor, el Comité Internacional de Coordinación, bajo la dirección conjunta de la UNESCO y la Autoridad Nacional APSARA, ha demostrado claramente que es un modelo de espíritu empresarial y una referencia científica internacional que supervisa los proyectos y las labores de desarrollo que se llevan a cabo en el sitio de Angkor, en un esfuerzo por lograr la excelencia y los buenos resultados; esto debería compartirse con el resto del mundo”, declaró Irina Bokova.

El Comité Internacional de Coordinación vela por la coherencia de los diversos proyectos y define, según sea necesario, las normas técnicas que se precisan. El Comité está integrado por 16 países miembros y 23 instituciones internacionales e intergubernamentales entre las que figuran la Unión Europea, el Banco Mundial, World Monuments Fund, el Banco Asiático de Desarrollo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Fondo Monetario Internacional, el Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales, el Consejo Internacional de Museos, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios y la Organización Mundial del Turismo. Actualmente se desarrollan 38 proyectos en el sitio y se han invertido unos 150 millones de dólares estadounidenses para su conservación y restauración, tanto en un contexto bilateral como multilateral. Se trata, con mucho, del mayor proyecto de cooperación internacional jamás llevado a cabo en el ámbito de la conservación del patrimonio cultural.

Todos los trabajos que se realizan en el sitio se ajustan a la Carta para Angkor, establecida en 2002 por un grupo interdisciplinario de especialistas en conservación y en la que se reconoce claramente la gran importancia de las investigaciones en curso y la evolución constante de los métodos y materiales de conservación. En la Carta se recomienda que todo proyecto de conservación y restauración incluya una planificación preliminar, la recopilación de datos y una evaluación de seguridad que abarque también la cuestión de los estudios de control de la calidad de los trabajos de conservación y restauración, en especial un plan de mantenimiento a largo plazo.

Las labores de restauración llevadas a cabo bajo la supervisión de APSARA y la dirección general de la UNESCO han revelado el nivel excepcional de conocimientos, sabiduría y tecnología que existía en la época de la construcción original, como demuestran los métodos para desviar el agua de lluvia, las tallas y réplicas originales en el tejado, los bajorrelieves de arenisca, las esculturas, el estuco y las decoraciones policromas. En el marco de esta labor que empezó hace 20 años se inscriben también la formación de conservadores khmeres y el fortalecimiento de las capacidades de los profesionales camboyanos.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página