19.03.2018 - Culture Sector

Primer sitio de patrimonio cultural protegido en aguas internacionales

©Soprintendenza del Mare

Italia ha notificado a la UNESCO el descubrimiento de varios sitios del patrimonio cultural subacuático muy amenazados en los bancos de Skerki, situados en las aguas internacionales entre Sicilia y Cerdeña (Italia) y la costa de Túnez.

Italia ha notificado a la UNESCO el descubrimiento de varios sitios de patrimonio cultural subacuático muy importantes -desde restos de naufragios de más de 200 años de antigüedad hasta naufragios modernos de las Guerras Mundiales- en los bancos Skerki, situados en las aguas internacionales entre Sicilia, Cerdeña y Túnez. Estos bancos se encuentran en una ruta marítima muy frecuentada, utilizada desde la antigüedad, y también fueron el lugar de una famosa batalla naval en la Segunda Guerra Mundial. Los sitios arqueológicos y su contexto ambiental natural en los bancos Skerki están hoy en riesgo. Se ven afectados por la pesca incontrolada y el paso no regulado de petroleros y buques portacontenedores, así como por el trabajo y la pesca industrial. La notificación de Italia ahora activará la protección de estos sitios a través de la Convención de la UNESCO 2001 sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático.

Este caso es de gran interés general, ya que permitirá crear el primer ejemplo de la protección del patrimonio en aguas internacionales. El patrimonio encontrado en los bancos de Skerki estará, a partir de ahora, protegido por todos los Estados Partes de la Convención de 2001. Estos Estados trabajarán conjuntamente para asegurarse de que cualquier actividad de impacto llevada a cabo en esta área, que abarque desde el dragado de fondos marinos o la investigación hasta la pesca de arrastre, deberá respetar los sitios arqueológicos. Un Estado coordinador será responsable de autorizar las actividades y, por ejemplo, puede asegurarse de que se lleven a cabo las Evaluaciones de Impacto del Patrimonio. El comportamiento destructivo será sancionado.

Cualquier Estado Parte puede declarar a la Directora General de la UNESCO su interés en ser consultado sobre cómo garantizar la protección efectiva de este patrimonio cultural subacuático en los bancos de Skerki. Las declaraciones deberán basarse en un vínculo verificable al patrimonio cultural subacuático afectado, y se prestará especial atención a los derechos preferenciales de los Estados de origen cultural, histórico o arqueológico. Todos los Estados interesados ​​participarán en las consultas sobre la mejor forma de proteger los sitios del patrimonio cultural subacuático del Banco Skerki.

Esta noticia llega en un momento, en el que especialmente los naufragios de la Primera y la Segunda Guerra Mundial están siendo saqueados en gran medida, algunas docenas incluso han desaparecido recientemente del fondo del océano, habiendo sido dragadas para la obtención de metal. De especial preocupación es en este respecto que estos restos históricamente importantes y de gran tamaño a menudo contienen restos de cientos de víctimas.

La Convención de la UNESCO 2001 es el único tratado global que se ocupa  de la protección efectiva de los sitios arqueológicos subacuáticos también en aguas internacionales. Los Estados Partes se comprometen a tomar las medidas apropiadas para proteger también los sitios culturales sumergidos que se encuentran fuera de su territorio nacional. En general, la Convención establece directrices científicas para la protección del patrimonio, fomenta la arqueología subacuática y alienta la cooperación internacional. Esto permitirá a largo plazo que el público disfrute del patrimonio sumergido y detendrá la destrucción en curso y el tráfico ilícito de patrimonio cultural subacuático. La Convención busca además prevenir los daños causados ​​por las obras industriales realizadas en el fondo marino, la pesca de arrastre o los desastres naturales.

A medida que avanza la tecnología para alcanzar las profundidades de nuestros océanos, los sitios arqueológicos encontrados en el fondo marino en aguas internacionales se ven amenazados. A medida que más Estados Miembros ratifican la Convención de 2001, la comunidad internacional se acerca a la posibildiad de ofrecer protección jurídica universal a todos los sitios subacuáticos dondequiera que se encuentren.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página