El Consejo Consultivo Científico y Técnico (STAB) es un órgano de 12 expertos elegidos por la Reunión de Estados Partes que presta asesoramiento a la Reunión de los Estados Partes en cuestiones técnicas relacionadas con la aplicación de la Convención de 2001. Evalúa la observancia de las Normas del Anexo de la Convención en todas las actividades dirigidas al patrimonio cultural subacuático. También ayuda a proporcionar capacidades, elaborar planes de acción nacionales y guiar a los Estados Partes en el proceso de aplicación.

 

Los Estados que carecen de arqueólogos subacuáticos, pero enfrentan problemas debido a descubrimientos fortuitos, caza del tesoro, dudas científicas, etc. pueden solicitar ayuda al STAB. Los expertos del STAB están fácilmente disponibles para ofrecer asesoramiento o, si es necesario, enviar una misión al Estado Parte solicitante. A través de reuniones físicas, intercambios electrónicos y misiones, el STAB es dinámico y puede intervenir de manera oportuna y de bajo costo, como lo demuestran las recientes investigaciones del STAB sobre el supuesto naufragio de la Santa María, a petición de Haití o las misiones a Madagascar y Panamá. Además de ofrecer asistencia en cuestiones prácticas concretas, también se puede prestar asistencia en cuestiones jurídicas, como la revisión de las leyes sobre el patrimonio nacional.

Más información sobre el STAB:

Estatutos del Consejo Consultivo: EN | FR | ES | RU | AR | ZH

Principio de la página