Declaraciones y reservas

La Convención contiene disposiciones relativas a tres declaraciones, mencionadas en sus Artículos 9.2, 25.5 y 28. La primera es obligatoria, mientras que la segunda y la tercera son facultativas. No se pueden hacer reservas a la Convención con la excepción de los Artículos 29 y 30.

 

  • Cuba - "La República de Cuba declara que, en virtud del Artículo 9, apartado 2 de la Convención, enviará mediante documento de la Presidencia de la Comisión Nacional de Monumentos avalado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura la correspondiente información de cualquier descubrimiento o actividad de patrimonio cultural subacuático en la zona económica exclusiva o en la plataforma continental de otro Estado Parte." [texto original en español]
    "La República de Cuba, con relación al apartado 3 del Artículo 25 relativo a la aplicación de las disposiciones sobre la solución de controversias enunciadas en la Parte XV de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, declara que reafirma la declaración realizada en virtud del Artículo 287 de dicha Convención, referente a la no aceptación de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia y consecuentemente, la no aceptación tampoco de la jurisdicción de la Corte con relación a las disposiciones de sus Artículos 297 o 298." [texto original en español]
  • Italia - “In depositing its instrument of ratification Italy specifies that the reports under paragraph 1 (b) of Article 9 of the Convention will be transmitted in the manner foreseen by paragraph 1 (b) (ii) of the same Article 9.” [texto original en francés]
  • Mexico -“Los Estados Unidos Mexicanos manifiesta que, en observancia de lo dispuesto en el Articulo 9, numeral 2, de la Convención sobre la protección del patrimonio cultural subacuatico de 2001, transmitirá, por la vía diplomática, al Director General de la UNESCO la información relativa a todo descubrimiento de patrimonio cultural subacuatico o actividad dirigida a dicho patrimonio realizado por sus nacionales o buques que enarbolen su pabellón en la zona económica exclusiva o en la plataforma continental de otro Estado Parte para que se comunique a los demás Estados Partes.” [texto original en español]
  • Panama - La República de Panamá al depositar su Instrumento de Ratificación de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático (aprobada mediante Ley Nº 32 de 26 de marzo de 2003 y promulgada en la Gaceta Oficial Nº 24773 de 2 de abril de 2003), declara que es de su soberanía exclusiva el Golfo de Panamá, por su carácter de “bahía histórica panameña”, cuyas costas en su integridad pertenecen a la República de Panamá bajo una configuración geográfica bien determinada, por ser una gran escotadura o seno situada al sur del Istmo de Panamá, donde aguas marinas subyacentes al lecho y subsuelo del mar, encuentran el área comprendida entre las latitudes geográficas de los 07º28’00” Norte y los 07º31’00” Norte; y las longitudes geográficas de los 79º59’53” y 78º11’40”, ambas al Oeste de Greenwich; que determinan la ubicación de Punta Mala y Punta Jaqué respectivamente, al Oeste y Este de la entrada del Golfo de Panamá. Esta gran escotadura penetra bastante en la tierra firme del istmo panameño. La anchura de su entrada, desde Punta Mala a la Punta de Jaqué es de unos doscientos kilómetros (200 km) y su penetración en tierra firme (contada desde la línea imaginaria que une Punta Mala con Punta Jaqué hasta las bocas del Río Chico, al este de la ciudad de Panamá), es de ciento sesenta y cinco kilómetros (165 km).
    El Golfo de Panamá, Bahía histórica, constituye por sus recursos actuales y potenciales una necesidad vital para la República de Panamá, tanto en lo que concierne desde tiempo inmemorial a su seguridad y a su defensa como en lo que atañe a la esfera económica, ya que sus recursos marinos han sido desde muy antiguo utilizados por los habitantes del istmo panameño.
    De forma oblonga, cuyo entorno litoral semeja aproximadamente la de una cabeza de ternero, presenta un perímetro costero bajo el dominio marítimo de Panamá, de unos seiscientos sesenta y ocho kilómetros (668 km). Bajo esta delimitación, el Golfo de Panamá, Bahía histórica, es de una superficie que, aproximadamente, se acerca a los treinta mil kilómetros cuadrados (30.000 km2).
    La República de Panamá declara que, en el ejercicio de sus derechos soberanos y jurisdiccionales y en cumplimiento de sus deberes, actuará de manera compatible con las disposiciones de la Convención, reservándose su derecho de hacer otras declaraciones relativas a la misma, si fuera el caso. [texto original en español]
  • Portugal - “Moreover, pursuant to Article 9, paragraph 2, of the Convention on the Protection of the Underwater Cultural Heritage, Portugal declares that the information referred to in paragraph 1(b) of that same article will be transmitted in the manner stipulated in subparagraph (ii).” [texto original en francés]
  • Ukraine - « to Articles 9 and 11: “Ukraine hereby declares that in case of discovery of the underwater cultural heritage in the exclusive economic zone or on the continental shelf of a State Party or in the Area, or if there is an intention to carry out, there, activities directed towards the underwater cultural heritage, it shall provide the rapid and effective transmission of information about the aforesaid to all the States Parties and to the Director General of UNESCO through the National Commission of Ukraine on Affairs of UNESCO;”
    to Article 22: “The competent authority authorized in accordance with Article 22 of the Convention shall be the central executive authority in the sphere of the protection of the cultural heritage;”
    to Article 28: “Ukraine declares that the Rules of the Convention shall be implemented to the inland waters not of a maritime character.” » [texto original en ingles]
  • Argentina - “La REPÚBLICA ARGENTINA opta por el procedimiento de transmisión de información previsto en el inciso ii) del apartado b) del párrafo 1 del artículo 9 de la Convención.
    La REPÚBLICA ARGENTINA considera que el Artículo 26, párrafo 2, apartado b) y el correlativo Artículo 1, párrafo 2, apartado b), no son de aplicación respecto de los territorios sujetos a una controversia de soberanía reconocida por la Asamblea General de las Naciones Unidas.
    La REPÚBLICA ARGENTINA recuerda que las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes son parte integrante de su territorio y estando ilegítimamente ocupados por el REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE son objeto de una disputa de soberanía reconocida por la comunidad internacional.
    En este sentido, la Asamblea General adoptó las Resoluciones 2065 (XX), 3160 (XXVIII), 31/49, 37/9, 38/12, 39/6, 40/21, 41/40, 42/19 y 43/25 en las que reconoce la existencia de una disputa de soberanía referida a la “Cuestión de las Islas Malvinas” e insta a los Gobiernos de la REPÚBLICA ARGENTINA y del REINO UNIDO DE GRAN BRETAÑA E IRLANDA DEL NORTE a que reanuden las negociaciones a fin de encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica, justa y duradera de la disputa. Asimismo, el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas se ha pronunciado reiteradamente en igual sentido.”
Principio de la página