La UNESCO y la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS) unen fuerzas para salvaguardar el patrimonio cultural subacuático.

Los buceadores son esa parte de la sociedad que se encuentra en contacto constante con el medio subacuático. Son de los primeros en interactuar con los yacimientos subacuáticos hallados en el fondo marino. La UNESCO y la CMAS coinciden en que la eduación y la integración de los buceadores en la protección, y el disfrute, de este preciado y delicado patrimonio es crucial. De hecho, esto se considera como un elemento importantísimo de los nuevos modelos de gestión de la protección del patrimonio cultural subaucático desarrollados de acuerdos con la Convención de 2001.

Esta colaboración llevará a la UNESCO y a la CMAS a concienciar a los buceadores de la fragilidad de este patrimonio y de la necesidad de seguir el Código Ético de la UNESCO para buceo en los yacimientos arqueológicos subacuáticos. El refuerzo de este concepto en la educación de nuevos y experimentados buceadores alrededor de todo el mundo ayudará a aumentar la sensibilización y a salvaguardar esa parte de la historia de la humanidad que se encuentra en nuestros oceános.

Principio de la página