26.03.2020 - Culture Sector

La UNESCO expresa su profundo pesar por el fallecimiento de la Dra. Pilar Luna Erreguerena

La UNESCO expresa su profundo pesar por el fallecimiento de la Dra. Pilar Luna Erreguerena, una reconocida pionera de la arqueología submarina, y un ser humano ejemplar y de una gran generosidad. 

Pilar Luna, cuya labor fue el origen de la ahora floreciente arqueología subacuática en México, fue uno de los primeros miembros elegidos del Consejo Consultivo Científico y Técnico de la UNESCO (STAB), creado en 2009 para asistir a los Estados Partes en la aplicación de la Convención de 2001. Ella fue la fuerza motriz de la creación de la División de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), que obtuvo un amplio reconocimiento. 

Ernesto Ottone R., Subdirector General de Cultura de la UNESCO, lamentó profundamente su fallecimiento y señaló que "Pilar Luna fue una destacada arqueóloga subacuática quien apoyó la labor de la UNESCO en el ámbito de la protección del patrimonio cultural subacuático.  Ella fue una inspiración para la joven generación de especialistas en patrimonio cultural subacuático en América Latina".

"Estoy muy triste por esta terrible noticia", dijo Michel L'Hour, actual miembro de la STAB de la Convención de la UNESCO de 2001 y Director del Departamento de Arqueología Submarina de Francia. "Ella es uno de los arqueólogos que más han contribuido al reconocimiento de la arqueología subacuática como ciencia". El último proyecto de investigación importante del Dr. Luna, la investigación del Hoyo Negro, que se centralizó en huesos humanos prehistóricos y fósiles de animales en una cueva de un cenote mexicano, fue una de las investigaciones más importantes de su tipo. Demostró lo esencial que es la investigación del patrimonio cultural subacuático para comprender el desarrollo de la humanidad.

Toufik Hamoum, Presidente del STAB añadió: "el Consejo Consultivo Científico y Técnico y la comunidad científica en general le rinden homenaje. Gracias a su mandato como miembro del STB, y a su contribución científica y su experiencia, la Convención de 2001 ha adquirido una importante credibilidad. ”




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página