Museos y Turismo

El patrimonio cultural subacuático resulta fascinante por el misterio que genera su ubicación bajo el agua y por su contexto histórico. Con frecuencia, se trata del recordatorio de una tragedia, el final de un viaje y la pérdida de vidas humanas. El descubrimiento de un pecio o unos restos nos permite regresar al pasado y revivir los últimos momentos de una nave y su tripulación.

Exposición in situ: museos y yacimientos arqueológicos sumergidos

Al extraer del agua objetos procedentes de yacimientos arqueológicos sumergidos y exponerlos en tierra firme, se los despoja de su contexto y, con él, de parte de su significado. Es por ello que, en los últimos tiempos, han surgido varias iniciativas que pretenden ofrecer a los visitantes experiencias in situ. Entre estas experiencias figuran las rutas submarinas, los tours subacuáticos sin necesidad de bucear y la construcción de museos submarinos.

Museos y exposiciones en tierra firme
Actualmente, muchos museos importantes exponen objetos extraídos de ruinas y pecios sumergidos. Entre las exposiciones y museos de mayor renombre, cabe señalar:

    • La exposición del pecio del Vasa en Suecia;
    • El Museo de Arqueología Submarina de Bodrum, que se ha convertido en uno de los sitios turísticos más visitados de Turquía;
    • La exposición permanente del Museo Nacional de Arqueología ARQUA cuenta con unas vigas de madera del siglo VII a.C. provenientes de un naufragio fenicio, el Mazarrón I, descubierto cerca de Cartagena. Junto con el Mazarrón II, que se conserva in situ , proporcionan información muy útil acerca de la construcción naval fenicia;
    • Diseñado para todos los públicos y distinguido con el Premio Museo del Consejo de Europa, el Latenium es el mayor museo arqueológico de Suiza. El museo abarca riquezas de tiempos pasados y recientes, incluyendo las moradas neolíticas en el lago de Neuchâtel;
    • El pecio del navío británico Mary Rose; que ha atraído unos 4 Millones de visitantes y
    • El pecio del Batavia, en Australia que acoge más de 150.000 visitantes cada año.


Exposiciones virtuales

Los submarinistas pueden acceder a muchos yacimientos del patrimonio cultural subacuático, pero no a todos, puesto que muchos de ellos se encuentran situados a gran profundidad, están ubicados en zonas de fuertes corrientes o se encuentran sumergidos en una oscuridad casi absoluta. Esto favorece su conservación a largo plazo, pero al mismo tiempo dificulta su disfrute por parte del público. Es por ello que se han puesto en marcha varios proyectos para presentar estos yacimientos al público a través de reproducciones en 3D que permiten explorarlos de modo virtual. Es posible que, gracias a la recogida de datos mediante vehículos no tripulados (ya sean autónomos o controlados a distancia) equipados con aparatos de sónar y fotogramétricos especializados, en poco tiempo se puedan mostrar distintos yacimientos arqueológicos sumergidos a un público aún mayor.

Entre estos proyectos figuran:
• el proyecto Venus, y
• el proyecto Bahia Brazil.


Impacto económico

El atractivo derivado de la importancia histórica, la belleza y la autenticidad de los yacimientos subacuáticos puede proporcionar beneficios económicos a muchas regiones. Museos como el de Roskilde, el del Mary Rose, el de Bodrum, el del Vasa o el Hedeby forman parte de las atracciones turísticas más visitadas de sus respectivos países, pero, además, el sector del submarinismo obtiene grandes beneficios de las visitas de los turistas a los yacimientos sumergidos. También conviene destacar el proyecto de museo subacuático que se está desarrollando en Alejandría (Egipto), el cual pretende restituir a través de un enfoque integrado todo el centro urbano de la ciudad. 

Éstos son algunos de los factores que más influyen en el atractivo y la sostenibilidad de los yacimientos:

  • el estado de conservación;
  • la autenticidad y la importancia histórica;
  • la exhibición al público (por ejemplo, a través de rutas submarinas, mapas o señalizaciones);
  • la accesibilidad y la seguridad, y
  • la gestión responsable del yacimiento para garantizar su sostenibilidad a largo plazo.
Principio de la página