Importancia del patrimonio cultural subacuático

Testimonio de acontecimientos históricos:

Muchos lugares que fueron el escenario de importantes acontecimientos históricos (batallas, tráfico de esclavos, desastres naturales, revoluciones, etc.) en la actualidad se encuentran sumergidos en el fondo de océanos, ríos y lagos. A modo de ejemplo, podemos citar los sitios de las batallas de Salamina, Trafalgar, Lepanto y Abukir, y los de los terremotos que provocaron el hundimiento de Port Royal (Jamaica) y parte de Alejandría (Egipto). Asimismo, los restos de Heraklion, Baiheliang y un gran número de asentamientos de la Edad de Piedra en el Mar Báltico y el Mar Negro fueron engullidos por las aguas.

Mejor estado de conservación:

Muchos yacimientos arqueológicos sumergidos han permanecido inalterados durante siglos o incluso milenios, y la falta de oxígeno reduce el deterioro de la materia orgánica, lo que hace que con frecuencia se encuentre en mejor estado de conservación que el de los yacimientos situados en tierra firme. Todos estos factores otorgan a este tipo de yacimientos un carácter único.

Importancia para la identidad nacional y el diálogo entre culturas:

El patrimonio cultural subacuático puede revelar aspectos de la Historia que aún no se conocen o no han aparecido reflejados en los documentos escritos. A modo de ejemplo, gracias a los objetos descubiertos en los fondos marinos o en cuevas sumergidas se puede demostrar que antiguamente existía un comercio entre China y África y entre Indonesia y Australia, o que los pueblos indígenas alcanzaron un elevado grado de sofisticación. Desde los inicios de la civilización, el agua ha sido un elemento de contacto entre distintos mundos, por lo que los vestigios presentes en los fondos marinos son el testimonio de que el diálogo cultural se viene produciendo desde los albores de la Humanidad.

Importancia económica:

El submarinismo turístico y los museos marítimos pueden convertirse en un atractivo económico importante para distintas zonas y ciudades, no sólo por los ingresos que se pueden generar con la venta de entradas, sino sobre todo por su impacto en los sectores del turismo cultural y la hostelería local.

El calentamiento global y el patrimonio cultural subacuático:

En el futuro, es posible que el aumento del nivel del mar a causa del cambio climático y la degradación del ecosistema a consecuencia de la actividad humana afecten cada vez más a los yacimientos que forman parte del patrimonio cultural. Asimismo, el aumento de la humedad del suelo tras las inundaciones puede causar la inestabilidad e incluso el desplazamiento de monumentos subterráneos y yacimientos arqueológicos. A modo de ejemplo, lugares como  Hawai, Kilwa (Tanzania), la Isla de Herschel (Canadá) y los restos del refugio de Scott en la Antártida, se encuentran en peligro. Además, el estudio del patrimonio cultural subacuático que anteriormente se encontraba en tierra firme puede convertirse en una valiosa fuente de información sobre el impacto del agua en los yacimientos y los cambios que se han ido produciendo en las estructuras continentales.  

UNESCO

Misión de la UNESCO