¿Sabía usted?

Alejandría y la bahía vecina de Abukir se encontraban entre los puertos y los centros culturales más importantes de Egipto a partir de la época homérica. Se han descubierto en la costa el famoso palacio de Ptolomeo, habitado por la legendaria Cleopatra VII, así como el antiguo faro de los Faraones (considerado como uno de las Siete Maravillas del Mundo), además de los restos de varias ciudades. Se han encontrado artefactos faraónicos, griegos y romanos, incluyendo 5 colosales estatuas de 12 metros de altura de la época ptolemaica, cerca de 25 esfinges, la más antigua que remonta al reinado de Sesostris II (1900 aC) y la más reciente que remonta a 600 aC.

Los restos bajo el agua son excepcionalmente valiosos y dan testimonio elocuente y significativo del papel jugado por Alejandría durante mil años en Egipto y más ampliamente en el Mediterráneo (de su fundación en 321 aC hasta su decadencia en el siglo IV dC). Durante este período Alejandría fue realmente una puerta para difundir el helenismo y la cultura romana y hasta cierto punto, el cristianismo en Egipto, África y el Medio Oriente. Alejandría fue también una ventana de la civilización egipcia abierta al Mediterráneo. Ahora se planea construir un museo subacuático.

© Wikipedia Commons, UNESCO
El Faro de Alejandria