Ruinas, asentamientos humanos y sus entornos

Los vestigios de un sinnúmero de edificios y asentamientos antiguos se hallan hoy sumergidos. En general, estos vestigios fueron a parar bajo las aguas a causa de factores como hundimientos de tierras, terremotos, inundaciones, desprendimientos o de la erosión, pero existen algunos casos de edificios construidos sobre el agua, como en la actualidad los kampong en Malasia.

Ruinas

Algunas de las ruinas sumergidas existentes tienen una importancia considerable. Aunque, de momento, la Atlántida continúa siendo sólo un mito, se han descubierto yacimientos arqueológicos subacuáticos del tamaño de Pompeya. Algunas ruinas subacuáticas son vestigios de los primeros asentamientos humanos en una zona concreta, mientras que otras corresponden a edificios construidos en el apogeo de grandes civilizaciones antiguas.



Algunas de las ruinas sumergidas existentes:

- los vestigios del Faro de Alejandría y el Palacio de Cleopatra en la bahía de Alejandría;

- partes del complejo de Mahabalipuram (India), que forma parte del Patrimonio Mundial;

- Dwarka (India), donde se encuentran los restos de un puerto antiguo, templos y asentamientos fechados entre 1500 y 1400 a.C.;

- Port Royal (Jamaica), destruido por un terremoto en 1692; 

- los vestigios de Santa Fe la Vieja en Argentina; 

- la fortificación de Bulverket en Gotland (Suecia), una fortificación construida en el año 1130 a.C. que se encuentra en el fondo de un lago.

Vestigios de asentamientos de la Edad de Piedra

Algunos vestigios de asentamientos prehistóricos constituyen un testimonio de cómo era la vida hace miles de años. Con frecuencia, en este tipo de asentamientos se encuentran cerámica, canoas y restos de madera. A continuación figuran algunos ejemplos:

- la costa de Dinamarca, donde se han localizado 20.000 vestigios de asentamientos de la Edad de Piedra (por ejemplo Tybrind Vig y Ronæs Skov, en el fiordo de Gamborg); 

- La Marmotta (Italia), donde se descubrió un asentamiento sumergido fundado aproximadamente en el año 5700 a.C. y abandonado aproximadamente en el año 5200 a.C.; 

- el Mar Negro, donde se encuentran asentamientos mesolíticos de 7000 años de antigüedad.


Vestigios de viviendas en lagos y ríos

También se ha descubierto una gran cantidad de restos de viviendas construidas sobre islotes naturales o artificiales o sobre pilotes sumergidos en el agua (como en Venecia). Éstos son algunos ejemplos:

- restos de asentamientos antiguos en el lago de Zúrich y el lago de Constanza;

- los crannogs en Irlanda y Escocia; 

- las viviendas medievales de La Colletière (Francia), situadas al borde de un lago;

- un asentamiento sobre pilotes en un río cerca de Pompeya (Italia).


Emplazamientos religiosos

Asimismo, se ha descubierto una gran cantidad de restos de emplazamientos religiosos relacionados con el agua, como por ejemplo:

- los restos de los antiguos lagos y canales sagrados de Florida y Grecia;

- los yacimientos de Holme 1 y Holme 2, un verdadero Stonehenge marino descubierto en la costa del condado de Norfolk (Inglaterra). Este tipo de yacimientos está formado por círculos de madera trazados mediante pequeños trozos de tronco de roble que periódicamente quedan sumergidos bajo el agua.