UNESCO Dakar/Anne Muller

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170, en la que se proclamó al 11 de octubre Día Internacional de la Niña, con el fin de reconocer los derechos de las niñas y los problemas específicos que afrontan en el mundo entero.

Este año, el tema del Día Internacional es “Innovar para la educación de las niñas”.

Aunque en el último decenio se han logrado avances notables en este campo, a millones de niñas se les sigue negando el derecho a la educación:

  • En el mundo, 31 millones de niñas en edad de cursar estudios primarios están sin escolarizar.  De ese grupo, se supone que unos 17 millones nunca asistirán a la escuela. Hay 4 millones menos de niños que de niñas sin escolarizar.
  • En tres países hay más de un millón de niñas sin escolarizar: En Nigeria son casi cinco millones y medio; en Pakistán, más de tres millones, y en Etiopía, más de un millón.
  • También hay 34 millones de muchachas sin escolarizar, lo que les priva de la oportunidad de adquirir competencias esenciales para el trabajo y la vida.

Si no logramos que la educación de calidad para todos llegue a ser una prioridad, estas niñas no podrán adquirir las competencias que necesitan para madurar como adultos, obtener un empleo estable, comprender y ejercer sus derechos cívicos y seguir aprendiendo a lo largo de la vida.  

Por último, las niñas que no completan la enseñanza primaria tienen más probabilidades de ingresar en el grupo de las mujeres analfabetas, que representan los dos tercios de los 774 millones de personas analfabetas que hay en el mundo.

“… debemos centrar la atención allí donde las necesidades son mayores, debemos acelerar la consecución de los objetivos de 2015 y preparar un nuevo programa para los años posteriores. Este programa debería aprovechar los logros y abordar los nuevos desafíos. Y esto debe comenzar por la educación. Ha habido grandes avances en escolarización desde 2000, pero todavía hay 57 millones de niños sin escolarizar. Necesitamos una nueva meta para la educación: Hacer hincapié en la equidad y la calidad, a lo largo de toda la vida, en particular para las niñas y las mujeres”. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del acto especial sobre los ODM celebrado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, el 25 de septiembre de 2013.

Al ser las niñas el grupo mayoritario entre los menores de edad que permanecen sin escolarizar, la igualdad de género y la educación de las niñas sigue siendo una preocupación fundamental de las actividades emprendidas en el marco de la Iniciativa Mundial “La educación ante todo” (GEFI, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es prestar asistencia a los grupos y países que se han retrasado en la consecución de los objetivos de 2015.

Principio de la página