24.07.2012 - Education Sector

La educación contra los desastres

Reconstruir las escuelas después del terremoto de 2010 en Haití

El archipiélago de Maldivas, amenazado por la subida del nivel del mar, la erosión del litoral, las tormentas, los ciclones y los tsunamis, es uno de los territorios más bajos del mundo. Se calcula que más de 120.000 niños (el 30% de la población) correrían peligro en caso de sobrevenir un desastre natural. El funcionamiento del sistema escolar de Maldivas se interrumpió durante 18 meses, tras el tsunami que en 2004 afectó al Océano Índico, una catástrofe que puso de relieve la necesidad de preparar a las escuelas y las comunidades para afrontar las situaciones de desastre.

Desde entonces, las autoridades de Maldivas han introducido el tema de la reducción del riesgo de desastres (DRR, según sus siglas en inglés), en los programas de estudio. En el marco de la educación para el desarrollo sostenible, se han elaborado materiales didácticos relativos a la DRR. Docentes, padres y dirigentes comunitarios han
participado en cursos de capacitación.

Tanto los desastres como el riesgo de catástrofes están aumentando. En el último decenio, más de 250 millones de seres humanos han padecido sus consecuencias. El 95% de estos desastres acontecen en países en desarrollo. Pero con la preparación adecuada, es posible atenuar la repercusión de esos fenómenos, mediante programas educativos y políticas de prevención. Estas iniciativas fomentan el conocimiento, las competencias y las actitudes que se necesitan para hacer frente a las catástrofes y a sus consecuencias, y ayudar a que los docentes y la comunidad en general recuperen el ritmo de vida normal. De manera que la incorporación de la DRR a los programas de estudio contribuye a la creación de una población más segura y comunidades mejor dotadas para resistir a esos fenómenos.

En un nuevo informe elaborado por la UNESCO y el UNICEF se examina a 30 países que han incorporado elementos de reducción del riesgo de desastres en sus sistemas educativos y planes de estudio. En el informe se describen las experiencias nacionales en la materia y se hace hincapié en los problemas fundamentales que afrontan los países donde la DRR recibe menos prioridad o donde no existe la formación de docentes en esa materia.

En el informe también se definen las prácticas idóneas, se destacan los temas tratados y los que no se han tocado y se analizan los resultados del aprendizaje. El documento aborda asimismo la preparación de programas de estudio en materia de DRR en el plano institucional, pero también presta especial atención a los individuos, al evaluar la pedagogía y los exámenes escolares, así como el desarrollo profesional y la orientación de los docentes.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página