28.04.2009 -

SAR la Princesa Laurencia de los Países Bajos, Enviada Especial de la UNESCO sobre Alfabetización para el Desarrollo

© Sebastiaan ter Burg

La Princesa Laurencia se ha consagrado a la causa de la alfabetización durante más de 20 años. El 24 de marzo pasado fue nombrada Enviada Especial de la UNESCO sobre Alfabetización para el Desarrollo en el mundo entero.

Su Alteza habló con EduInfo acerca de lo que piensa hacer desde el nuevo cargo y lo que espera de la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos, que se celebrará en Brasil el próximo mes de mayo, donde hará el discurso de apertura.  

¿Por qué se ha consagrado Ud. especialmente a la alfabetización?
Adquirí conciencia por primera vez de las hondas consecuencias del analfabetismo, tanto para las personas como para la sociedad en general, hace casi 20 años, en los Estados Unidos. Mucho después, cuando vivía en Bélgica, ejercí de maestra voluntaria en la alfabetización de adultos. Fue una experiencia que me llenó de humildad. Al compartir la historia de sus vidas, esos adultos que habían tenido el valor de regresar a la escuela me ayudaron a comprender lo que significa funcionar en una sociedad siendo analfabeto.

En la actualidad, la alfabetización es más importante que nunca para el desarrollo. En nuestro mundo digital, movido por el conocimiento, la alfabetización es un requisito de la comunicación. La alfabetización va al meollo mismo de casi todos los conocimientos. Sus beneficios son enormes en todos los aspectos de la vida personal, social y económica. Me preocupa mucho la brecha tan ancha que todavía habrá que colmar para alcanzar el objetivo acordado en la Educación para Todos de reducir a la mitad el número de analfabetos, de aquí a 2015. Es preciso que la alfabetización de jóvenes y adultos adquiera mayor prioridad entre los asuntos socioeconómicos, tal como la enseñanza primaria destinada a los niños. Todos estos asuntos están vinculados entre sí, pero, repito, todo suele comenzar con el aprendizaje de la lectura, la escritura y la artimética.

Las cifras mundiales son simplemente pasmosas. Unos 776 millones de adultos carecen de competencias suficientes en lectura y escritura que les permitan funcionar con autonomía. Hay más de 75 millones de niños sin escolarizar. Y en las naciones más desarrolladas, entre el 5 y el 20 por ciento de la población carece de los conocimientos básicos de lectura, escritura y aritmética, necesarios para salir adelante. Esto es lo que yo llamo una verdad innecesaria e incómoda, y estoy profundamente comprometida en la lucha contra este problema.

Me preocupa especialmente cómo se percibe y se aborda este asunto en los países desarrollados. Las encuestas indican la amplitud y el alcance del problema que plantean las competencias insuficientes y la carencia de formación entre los europeos adultos. Existe una idea equivocada y tenaz acerca de quiénes son analfabetos en Europa. No se trata únicamente de inmigrantes o de personas con necesidades especiales. Por ejemplo, en los Países Bajos, que cuentan con un millón y medio de analfabetos funcionales, dos tercios de ellos nacieron y crecieron en el país. Hay una situación muy similar en otros países desarrollados. El primer paso que un país debe dar es admitir que padece de niveles muy altos de analfabetismo, aunque le resulte sorprendente. Es un paso difícil, necesario y factible hacia la definición de las soluciones adecuadas.

¿Ha participado Ud. en tareas de alfabetización en los Países Bajos?
Mi principal iniciativa es la Fundación Leer y Escribir, (Stichting Lezen & Schrijven), que establecí en 2004. La Fundación es un catalizador dinámico que busca movilizar a todos los interesados de la sociedad que deseen desempeñar una función, en la medida de sus posibilidades, para prevenir y reducir el analfabetismo funcional. Los principales objetivos de la Fundación consisten en sensibilizar, poner en contacto a los expertos y otros copartícipes, elaborar proyectos piloto y obtener la participación de otros interesados para echar a andar estos proyectos de la manera más amplia posible. Trabajamos sobre el principio de "la bola de nieve", una labor que va creciendo y recabando la participación de las empresas, el gobierno y las entidades sociales, capaces de contribuir en este ámbito. Seleccionamos los proyectos innovadores y promisorios, que abordan el problema de la alfabetización insuficiente entre los jóvenes y adultos, y que además movilizan al conjunto de los empresarios y a las asociaciones familiares y educativas. Nuestra estrategia se organiza en torno al concepto de "mercado de la alfabetización", un mecanismo basado en la oferta y la demanda: una oferta diversificada de iniciativas didácticas formales y no formales que debe de corresponder a la demanda de esas iniciativas por parte de todas las organizaciones de la sociedad -desde los sindicatos hasta las prisiones, y de las empresas y autoridades locales o nacionales a las guarderías infantiles.

En materia de lengua y aprendizaje, en un sentido más amplio, desempeño funciones honorarias en la Sociedad de la Lengua Neeerlandesa, la Biblioteca Braille de los Países Bajos y la Asociación Nacional de Bibliotecas Públicas.

¿Como ha previsto Ud. utilizar su cargo de Enviada Especial sobre alfabetización para el desarrollo?
Permítame primero decirle que me siento muy satisfecha de empezar a colaborar con la UNESCO de manera más formal, en esta nueva función. Tengo el propósito de trabajar muy estrechamente con los expertos, para aportar un valor añadido, donde pueda hacerlo, en el marco de las actividades del Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización (DNUA, 2003-2012). Este marco propone una nueva perspectiva de la alfabetización, al colocar la Alfabetización para Todos en el eje de la iniciativa de Educación para Todos y promoverla como elemento primordial del desarrollo, la salud y el bienestar de todos los pueblos. Voy a promover este mensaje tan importante, con el fin de ayudar a marcar la diferencia y generar una nueva dinámica. Todos deberíamos prestar atención a la alfabetización, porque es un asunto que toca a la médula misma del tejido social. Mi labor de promoción se orientará a fomentar la sensibilización, el compromiso y la acción conjunta con miras a abordar el desafío de superar el analfabetismo. Para abordar de manera estructural este complejo problema, tendremos que pensar a veces con cierta heterodoxia, sobre todo en materia de soluciones que necesitan de la participación de múltiples interesados, desde los gobiernos hasta las empresas, y de los ayuntamientos a los pedagogos y los propios analfabetos. Las repercusiones positivas sólo podrán lograrse mediante un esfuerzo conjunto. De manera que nadie debe sorprenderse si recabo la colaboración de quienes todavía no están conscientes del problema o no se han comprometido a solucionarlo, en vez de ir a predicarles a los conversos. En resumen, albergo la esperanza de que podré contribuir al logro de los objetivos que el DNUA se fijó para finales del año 2012: movilizar un compromiso más enérgico con la alfabetización, fortalecer la ejecución de sus programas y obtener nuevos recursos para llevarlos a cabo.

¿Cuáles son los mensajes más importantes que Ud. desearía transmitir sobre "alfabetización para el desarrollo", que es el título de su cargo en tanto que Enviada Especial de la UNESCO?
La alfabetización es un asunto que atañe a la gente y por eso está en la médula misma del tejido social. Quisiera hacer un llamamiento a todos para que unamos nuestras fuerzas en pro de las personas y de las sociedades. La alfabetización es un factor primordial del desarrollo humano. Es una competencia que facilita las oportunidades ulteriores de aprendizaje, en el marco de una formación que va a durar toda la vida. Abre la puerta al empoderamiento, la integración social, la salud y da mejores oportunidades en la vida. Cada persona merece esas oportunidades. De modo que necesitamos proceder a la movilización urgente de la sociedad en su conjunto para combatir el analfabetismo de una manera estructural, que incluya la prevención y la reducción. Me gustaría convencer a los principales interesados del enorme potencial que encierra la alfabetización y del costo real que el analfabetismo representa para nuestras sociedades. Y todo esto, con la conciencia permanente de que no hay tiempo que perder.

¿En qué consistirá su participación en la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFINTEA VI), que se celebrará en Belém, Brasil? ¿Qué resultado espera Ud. de esta conferencia?
La conferencia de Belém ofrecerá una plataforma singular para el diálogo sobre políticas y la promoción en lo relativo al aprendizaje y la educación de adultos en todo el mundo, ya que reunirá a Estados Miembros, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones de cooperación bilaterales y multilaterales, y entidades de la sociedad civil, el sector privado y los educandos del mundo entero. En mi discurso programático, en la inauguración de la reunión, voy a compartir con esa audiencia tan amplia mis ideas y preocupaciones acerca de las tareas que nos esperan, en particular en materia de alfabetización de adultos. Quisiera insistir muy especialmente en la función primordial que la alfabetización desempeña en el desarrollo y en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. (Foto © Sebastiaan ter Burg)

Trabajos que la UNESCO lleva a cabo actualmente en materia de alfabetización

 

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página