19.03.2013 -

La visión de la UNESCO sobre la educación después de 2015

UNESCO/M. Hofer

La visión de la educación en los programas de desarrollo para el periodo posterior a 2015 debe reflejar dos principios fundamentales, declaró el Sr. Qian Tang, Subdirector General de la UNESCO.

El Sr. Tang hizo uso de la palabra en la Consulta mundial sobre la educación en los programas de desarrollo posteriores a 2015, que se inauguró el 18 de marzo de 2013 en Dakar (Senegal). 

El primero de esos principios es que el derecho a la educación es un derecho humano fundamental, consagrado en los marcos normativos e incorporado a la legislación de la mayoría de los países. 

El segundo es que se trata de un bien público. El Estado debe ser el garante de este principio y debe prestar especial atención a la promoción de la igualdad.   

El Sr. Tang insistió en que, si los gobiernos deben orientar todo el proceso, también es preciso reconocer que las prestaciones educativas constituyen una responsabilidad colectiva que abarca a las familias, las comunidades, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas. “Tenemos que aprovechar más la contribución de todas las partes interesadas a fin de mejorar las prestaciones educativas y su financiación”, afirmó. 


Experiencias adquiridas

 

El Subdirector General hizo hincapié además en la necesidad de tener en cuenta lo que hemos aprendido en los últimos decenios y de aprovechar esas experiencias para seguir avanzando. En su opinión, la primera lección es que la Educación para Todos sigue siendo “un programa inconcluso”. Hay demasiados niños sin escolarizar, y tanto el analfabetismo entre jóvenes y adultos como el abandono escolar y los resultados inadecuados en materia de aprendizaje se mantienen en niveles que resultan simplemente inaceptables.  
 

Otra lección radica en la insuficiente atención que se ha otorgado a la calidad del aprendizaje. “Los docentes son esenciales para lograr un aprendizaje de calidad, en todos los niveles y contextos de la enseñanza. A medida que su función evoluciona y dejan de ser ‘transmisores de conocimiento’ para pasar a ser ‘facilitadores de aprendizaje’, su preparación, categoría social y condiciones deben seguir siendo una preocupación fundamental”, declaró el Sr. Tang. 

El Subdirector General aplaudió el compromiso de los ministros de educación de dar un “empujón decisivo” a los esfuerzos en pro de la consecución de los objetivos educativos de aquí a 2015, acordado en la Reunión Mundial de Educación para Todos, que se celebró en la Sede de la UNESCO en noviembre de 2012. 

La Iniciativa Mundial “Educación Primero”, lanzada recientemente por el Secretario General de las Naciones Unidas, podría dar buenos resultados al movilizar a los Jefes de Estado y otros dirigentes mundiales en torno a un programa de urgencia, afirmó el Sr. Tang. 

 

Cuatro enfoques fundamentales
  

 Para los programas posteriores a 2015, la UNESCO ha previsto cuatro enfoques fundamentales:

  •  La preocupación por la paz y el desarrollo sostenible debería estar en el eje de los esfuerzos que se realicen después de 2015 para fomentar el desarrollo integrador y equitativo. La educación para la ciudadanía mundial figura ya en los planes de estudio de muchos países, pero es preciso que llegue a ser un objetivo mensurable.

  • Todo marco de desarrollo para el periodo posterior a 2015 deberá tener pertinencia universal y ser capaz de movilizar a todos los países, sea cual sea su nivel de desarrollo, en torno a un conjunto de metas comunes orientadas al desarrollo integrador y sostenible.

  • Deberá fortalecerse el vínculo entre la educación y los demás sectores del desarrollo: La educación es un instrumento que facilita la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, pero, a su vez, depende del progreso alcanzado en otros ámbitos.

  • Deberá elaborarse un marco de trabajo para el aprendizaje en el siglo XXI que promueva la creación de sistemas de aprendizaje integradores a lo largo de toda la vida. 

 

La contribución de la UNESCO


La UNESCO contribuye de diverso modo a la elaboración de los programas educativos para el periodo posterior a 2015. En fecha reciente, la Organización creó un grupo internacional de expertos con el fin de reexaminar dos informes capitales relativos a la educación –el Informe Delors de 1996 y el Informe Faure de 1972– y evaluar su pertinencia actual. Los resultados de esta revisión se presentarán a la reunión de la Conferencia General de la UNESCO que tendrá lugar en septiembre de 2013. 

A petición de nuestros Estados Miembros, en particular los africanos, la UNESCO apoya también la elaboración de evaluaciones nacionales de los avances logrados en la consecución de la EPT desde el año 2000. Estas evaluaciones, que servirán de complemento al Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo, orientarán los debates nacionales sobre los programas educativos del futuro. Asimismo, serán un aporte a las conferencias regionales, que a su vez proporcionarán elementos para el foro mundial sobre la educación que el gobierno de la República de Corea acogerá en la primavera de 2015. En este foro se resumirán los logros alcanzados desde 2000 y se establecerá un nuevo programa mundial de educación.

           




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página