25.04.2012 - Education Sector

Aprender en un mundo donde hay pocos libros y muchos dispositivos móviles

mLearning Africa- Zambian high schoolers and their mobile phones

Los dispositivos tecnológicos móviles fomentan el aprendizaje conjunto en clases de ciencia que se imparten en Chile, fortalecen la comunicación entre docentes y directores de escuela en Kenya, refuerzan las competencias de lectura y escritura recién adquiridas entre las niñas y mujeres de Pakistán, facilitan la formación profesional para adultos en Europa y mejoran la eficacia y rapidez de la compilación de estadísticas educativas en Argentina.

Estos son apenas unos pocos ejemplos que la UNESCO pone de relieve en una nueva colección de publicaciones en línea que tratan del aprendizaje mediante dispositivos móviles.  

El número de cuentas de telefonía móvil existentes en el mundo entero se acerca a los 6.000 millones. Por cada persona que se conecta a Internet desde un ordenador, hay otras dos que lo hacen desde un aparato móvil. Incluso en lugares donde las escuelas y los ordenadores son escasos, la gente tiene teléfonos móviles. A finales de 2012, África contará con 735 millones de suscriptores a estos servicios. De modo que, por primera vez en la historia, la mayoría de los africanos tendrá acceso a la tecnología interactiva de la información y la comunicación. 

Puesto que los teléfonos móviles están por doquier y tienen tantas funciones, la UNESCO se ha propuesto comprender más cabalmente de qué manera pueden apoyar a los estudiantes, docentes y sistemas escolares, especialmente en los lugares donde hay pocas oportunidades educativas. En el mundo entero proliferan los argumentos en favor del aprendizaje mediante dispositivos móviles, según se describe en la nueva colección de la UNESCO titulada Colección de documentos de trabajo sobre el aprendizaje mediante dispositivos móviles.

Los documentos, que se publican en Internet, presentan ejemplos concretos de la manera en que los dispositivos tecnológicos móviles dan oportunidades de desarrollo profesional a los maestros en las zonas rurales de Mozambique, amplían el alcance de los sistemas de aprendizaje en Mongolia, ayudan a los jóvenes a leer cuentos y comentarlos en Sudáfrica, y facilitan a los alumnos de secundaria de América del Norte la comprensión de los ecosistemas en torno a los lagos.

Además de ofrecer ejemplos específicos, los textos de la serie muestran cómo los dispositivos tecnológicos móviles pueden responder a los problemas que la enseñanza afronta en diversos contextos, complementar y enriquecer la escolaridad formal y lograr que el aprendizaje llegue a ser más accesible, equitativo y personalizado.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página