07.11.2016 - Education Sector

Madagascar: Jóvenes rurales sin escolarizar reciben herramientas para el futuro

© UNESCO

La UNESCO desarrolla en Madagascar un programa dirigido a los jóvenes sin escolarizar, en el que se les imparte una combinación de competencias empresariales y profesionales para que puedan iniciar actividades agrícolas y de otro tipo en sus comunidades.

Madagascar cuenta con 2,5 millones de jóvenes sin escolarizar, vastas zonas rurales y una economía que no genera empleo suficiente para absorber a los 300.000 jóvenes que cada año se incorporan al mercado laboral.

Como parte del Programa de la UNESCO de Aumento de Capacidades para la Educación 2030 (CapED) y en colaboración con la iniciativa FORMAPROD del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Madagascar, el proyecto se aplicó en cuatro regiones (Atsinanana, Analanjirofo, Amoron‘i Mania y Menabe), que figuraban entre las más pobres del país, con escasa actividad económica y altos índices de paro juvenil.

El objetivo del programa, impartido en lengua malgache, era proporcionar a 5.000 jóvenes de 15 a 22 años de ambos sexos y residentes en zonas rurales las competencias empresariales y profesionales necesarias y definir las oportunidades de empleo de ámbito local y regional, mejorar los centros de formación con el fin de aumentar la creación de redes y empoderar a los alumnos para que pudieran crear su propia empresa o desarrollar actividades agrícolas o de otro tipo.

Ingresar en el mercado laboral de manera sostenible

La Ministra de Empleo, Educación y Formación Técnica y Profesional (ETEVT) de Madagascar, la Sra. Lydia Toto Raharimalala, declaró: “Hoy es el inicio de una nueva vida para ustedes; mañana serán los mejores empresarios de sus comunidades“. La Ministra formuló estas declaraciones en la ceremonia de graduación de los jóvenes rurales que habían estado sin escolarizar.

“La CapED transforma los planes de los centros de capacitación para ajustarlos a las competencias que los jóvenes sin escolarizar de las zonas rurales necesitan para vincularse a la economía local. Además, el programa crea nexos entre la comunidad y el centro de capacitación. Al hacerlo,  convierte en realidad su lema: “Capacitar para mejorar la transición a la creación de empresas“.

La Sra. Sahondra Ranaivoson, Directora General del Ministerio de ETEVET de Madagascar, asistió recientemente a la Conferencia UNESCO-Cedefop sobre competencias mundiales, que tuvo lugar en la Sede de la UNESCO en París, donde participó en una mesa redonda sobre competencias y desigualdad.

La Sra. Ranaivoson afirmó: “Capacitamos a los jóvenes sin escolarizar para asegurarnos de que adquieran oficios y calificaciones, puedan integrarse en la sociedad y participar en el desarrollo económico del país”.

“Algunos desean volver a la escuela y podemos capacitarlos hasta los niveles necesarios, mientras que otros que no desean cursar estudios reciben las competencias que precisan para entrar en el mundo laboral. Por su parte Tsiavanga, que obtuvo un premio este año y fue representante juvenil de la región de Menabe, en Madagascar occidental, dijo: “Siento mucho orgullo por haber cursado esa formación. Ahora me considero de otra manera. Tengo más confianza en mi capacidad y veo el futuro con más optimismo”.

Enlace




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página