16.12.2012 - ODG

Los Estados Unidos celebran en Washington el 40º aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO y rinden homenaje al Honorable Russell Train

© UNESCO/Paola Leoncini-Bartoli

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, expuso su visión de la Convención del Patrimonio Mundial en el siglo XXI ante los alrededor de 200 invitados del mundo de la conservación cultural que asistieron a la gala ICOMOS para celebrar el 40º aniversario de la Convención en Washington el 12 de diciembre.

"Nos hemos reunido para celebrar una de las ideas más positivas y visionarias que han surgido en el último siglo," dijo. "El patrimonio cultural es una fuente de energía que sienta las bases de la sabiduría y el conocimiento sobre las que construir un futuro mejor; una fuente que hoy en día proporciona también ingresos y puestos de trabajo a las comunidades locales".

Organizada por el Comité Nacional de los Estados Unidos del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS/EE.UU.), la gala benéfica fue presidida a título honorario por la Primera Dama Sra. Laura Bush, Embajadora Honoraria de la UNESCO en el Decenio para la Alfabetización. Entre los dignatarios asistentes figuraban la Honorable Sra. Esther Brimmer, Subsecretaria de Estado para Asuntos de Organizaciones Internacionales;
la Sra. Rachel Jacobson, Subsecretaria en funciones de Pesca, Fauna y Parques del Departamento de Interior; el Excmo. Sr. David Killion, Embajador Permanente Delegado de los Estados Unidos de América ante la UNESCO; el Sr. Jonathan Jarvis, Director General del Servicio de Parques Nacionales; la Sra. Jan C.K. Anderson, Vicepresidenta de ICOMOS/EE.UU.; y Gustavo Araoz, Presidente de ICOMOS, que pidió a los asistentes que alzaran su voz para que los Estados Unidos volvieran a aportar fondos a la UNESCO.

Gustavo Araoz se sumó a la Directora General al subrayar los problemas a los que se enfrentaba la Convención en un mundo globalizado y la necesidad imperativa de que los Estados Unidos de América contribuyeran de forma activa a fortalecer la aplicación de la Convención en todo el mundo como instrumento de diplomacia cultural, pero también en pro del desarrollo sostenible y la inclusión social.

El Presidente de ICOMOS hizo también hincapié en las consecuencias de la suspensión prolongada del pago de las contribuciones de los Estados Unidos a la UNESCO, que perjudicaría la participación activa del país en la labor de la Organización y pondría en peligro las iniciativas actuales y futuras que los Estados Unidos desearan emprender con la UNESCO.

La Dra. Brimmer dijo que la Convención representaba la cooperación internacional al más alto nivel. "La Convención es una historia de éxito internacional nacida en los Estados Unidos de América".

Se rindió homenaje especial al Honorable Russell E. Train por su visión del patrimonio mundial al pedir la creación de una Fundación del Patrimonio Mundial que llevó al establecimiento de la Convención del Patrimonio Mundial y por su liderazgo en la protección del medio ambiente en su calidad de Director de World Wildlife Fund. Train, que falleció en septiembre, recibió un galardón a título póstumo.

El Sr. Lee M. Talbot y el Sr. David Hales recibieron también certificados del Departamento de Estado y del Departamento de Interior en reconocimiento de su visión inspiradora de contribución al desarrollo de la Convención del Patrimonio Mundial que dio lugar al revolucionario concepto de patrimonio cultural de "valor universal excepcional".

La Directora General participó también en una mesa redonda en el Washington Institute for Near East Policy, en la que habló de los traumas psicológicos y emocionales de los niños refugiados sirios y de la respuesta de la UNESCO para atender sus necesidades mediante la creación de instrumentos concretos para la formación de docentes en situaciones posteriores a conflictos y a desastres.

Ya han comenzado a realizarse actividades de ese tipo en Jordania, con el apoyo de la Comisión Europea, así como en el Líbano y el Iraq.

Las palabras de la Directora General respondían a la investigación realizada conjuntamente por la Universidad de Nueva York y la Universidad Bahcesehir, que reveló la gran incidencia de casos de estrés postraumático y depresión grave entre los niños de los campamentos de refugiados.

Irina Bokova celebró también varias reuniones bilaterales con miembros del Departamento de Estado y el Congreso en las que expuso claramente las consecuencias que tendría a largo plazo la suspensión del pago de las contribuciones de los Estados Unidos a la UNESCO, que perjudicaría tanto a la Organización como a los Estados Unidos de América.

La Directora General reiteró que los Estados Unidos y la UNESCO compartían valores e intereses, en particular en lo relativo a las prioridades básicas de la Organización, como las campañas de alcance mundial de la UNESCO en materia de educación, fomento de la igualdad entre hombres y mujeres, defensa de la libertad de expresión y el pluralismo de los medios de comunicación y la conservación del patrimonio cultural.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página