Infocentros en Venezuela trabajando por la inclusión tecnológica

La Fundación Infocentro, del Ministerio del poder popular para ciencia, tecnología e industrias intermedias del gobierno venezolano, trabaja desde hace diez años para llevar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a niños y adultos de toda Venezuela. Entre 2006 y 2010 la red Infocentro alfabetizó tecnológicamente a un millón de venezolanos. La UNESCO ha premiado su iniciativa y sus logros concediéndole el premio UNESCO-Rey Hamad bin Isa Al Khalifa para la Utilización de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en la Educación.

El proyecto nació hace 10 años y desde hace tres es una fundación. Hoy en día cuenta con 737 centros, 28 info-móviles y un presupuesto anual de 22 millones de dólares. Cada Infocentro dispone de 10 ordenadores con conexión a Internet a disposición de la comunidad en la que se encuentra. Los voluntarios, conocidos como facilitadores, se encargan de gestionarlo, de atender a los usuarios y de adaptar el centro a las necesidades de cada comunidad. Tal y como explica Omar Montilla, director ejecutivo de la fundación,”se busca que la formación, que la conectividad, que el uso de las computadoras tengan sentido propio para cada comunidad”. De esta manera, según Montilla,  “cada centro tiene sentido para su población local”.

La red de centros se ha extendido de modo que da servicio a zonas periféricas, es decir, a aquellas a las que los avances tecnológicos llegan más tarde o simplemente nunca acaban de llegar. Esto incluye zonas rurales, indígenas, fronterizas, o barrios social y económicamente deprimidos de grandes ciudades. Los usuarios son tanto niños y niñas, como adultos, mayores, personas con discapacidades e incluso población reclusa. El satélite “Simón Bolívar”, lanzado a finales de 2008, permite dar cobertura a todo el territorio nacional.  

En 2006 se puso en marcha el Plan Nacional de Alfabetización Tecnológica con el objetivo de enseñar los conocimientos básicos necesarios para utilizar un ordenador a un amplio sector de la población venezolana. En palabras de Montilla, los alfabetizados son gente que ya “no le tienen miedo a la computadora”. En octubre de 2010 la cifra de alfabetizados tecnológicos alcanzó el millón de personas, tanto jóvenes como adultos. Es por esta tarea alfabetizadora de adultos y mayores (más de 100.000) por la que la UNESCO les ha concedido este premio.  

Además, el proyecto Infocentro ha llamado la atención de otros países. Ecuador, por ejemplo, está creando una red similar usando los materiales y la experiencia de Infocentro. 

Los responsables del proyecto esperan que este premio contribuya a dar a conocer el proyecto de modo que más gente pueda beneficiarse de sus ideas y experiencias. Para Ninoska Cardona, gerente de educación de la Fundación Infocentro, “el premio es motivacional, especialmente para la red de facilitadores. Es un reconocimiento al trabajo hecho hasta la fecha y un impulso para seguir trabajando en la misma línea”.  

La ceremonia de entrega del premio UNESCO-Rey Hama bin Isa Al Khalifa para la Utilización de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación en la Educación, dotado con 25.000 dólares y un diploma, tuvo lugar el 12 de enero en la sede de la organización en París (Francia).

Más información: Fundación Infocentro

Principio de la página