Docentes para la ciudadanía mundial del siglo XXI

La UNESCO coordina actualmente un nuevo movimiento en pro de la ciudadanía mundial –uno de los tres pilares de la iniciativa “La educación ante todo” (GEFI, por sus siglas en inglés) creada por el Secretario General de las Naciones Unidas- que considera a las escuelas y los maestros como agentes activos en la construcción de un futuro pacífico y sostenible. El 4 de octubre de 2013, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Docentes, unos 400 participantes fueron acogidos en la Sede de la UNESCO por la Directora General, la Sra. Irina Bokova, quien hizo hincapié en la importancia que la Organización atribuye a los maestros: “La UNESCO… siempre ha sido un hogar para los docentes”.

Los maestros, que están situados en el eje de los sistemas educativos, son la clave de un futuro mejor para todos. La Directora General puso de relieve el servicio que los docentes proporcionan a los alumnos de todas las edades en el mundo entero: “La docencia es una profesión, pero es también una vocación.  Quiero agradecer a cada educador su compromiso y su pasión, porque a menudo desarrollan su labor en condiciones difíciles, como en los campos de refugiados sirios en Jordania, Líbano e Irak, para llevar las maravillas del saber a quienes más las necesitan…”
 
El paradigma evolutivo de las escuelas

El mundo afronta desafíos internacionales que no pueden solucionarse cabalmente en el marco de las fronteras nacionales. Las respuestas sostenibles deben hallarse mediante respuestas conjuntas y coordinadas, tanto en el plano local como en el mundial, que abarquen a una amplia gama de interesados en los sectores público y privado.           Asimismo, necesitamos ciudadanos comprometidos y conscientes de la dimensión mundial de su acción, capaces de afrontar los problemas para construir un mundo más justo, pacífico, tolerante, integrador, seguro y sostenible.

Este enfoque entraña un replanteamiento de la enseñanza y de la manera en que ésta puede contribuir a la formación de la ciudadanía mundial ya que, como afirma la Directora General, “la educación encierra la clave de un siglo XXI más pacífico y más próspero. Es una tarea esencial para la dignidad individual y es un vector del desarrollo sostenible. Los docentes están en el eje de esta visión. Hoy en día necesitamos un mayor número de docentes que, además, sean más competentes”.

¿Qué es, pues, la educación para la ciudadanía mundial? En el Día Mundial de los Docentes, la UNESCO propugnó una definición operativa de la educación para la ciudadanía mundial (GCE, por sus siglas en inglés) en los términos siguientes: “la conciencia de pertenecer a una comunidad mundial y a la misma humanidad, un sentimiento de solidaridad, identidad y responsabilidad internacional que da lugar a acciones basadas en el respeto de valores universales”.

Soo-Hyang Choi, Directora de la División de Educación para la Paz y el Desarrollo Sostenible de la UNESCO, señaló la función específica de los docentes en la creación de la ciudadanía mundial: “La educación para la ciudadanía mundial tiene por objetivo dotar de autonomía a los estudiantes a fin de que se comprometan y asuman funciones dinámicas tanto en el plano local como en el mundial, y para que puedan afrontar y solucionar problemas internacionales, tales como la construcción de la paz y las cuestiones medioambientales. La GCE contribuye también a aumentar la competitividad individual de los alumnos en una sociedad mundializada. Los docentes deben desempeñar una función en este contexto”.

“No basta con aprobar los exámenes nacionales, los alumnos deben aprender a aprender, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir con los demás”, afirmó Charles Gitau Mwaniki, Subdirector interino de Educación del Departamento Estatal de Educación de Kenya.

La Directora del Comité de asuntos educativos de los docentes de la enseñanza pública secundaria del Líbano, Bahia Baalbaki, declaró: “Hoy en día, las escuelas afrontan nuevos y mayores problemas… es preciso añadir…. más diversidad a los planes de estudio…. y hacer hincapié en la igualdad y el respeto hacia los demás”. 
 
Las competencias necesarias en educación para la ciudadanía mundial

Algunas de las competencias necesarias en materia de GCE fueron esbozadas durante la consulta técnica sobre educación para la ciudadanía mundial, que tuvo lugar en Seúl (República de Corea), en septiembre de 2013. Las competencias específicas relativas a la GCE, consistentes en el conocimiento y la comprensión de tendencias y asuntos mundiales, el pensamiento crítico, las aptitudes para la comunicación, la conducta propicia para tomar parte en actividades, desarrollar la afectividad, adquirir competencias sociales y fomentar la empatía, fueron objeto de debate en las mesas redondas celebradas en la UNESCO con motivo del Día Mundial de los Docentes.
 
Los docentes como agentes del cambio

Para que los docentes puedan participar activamente en la GCE, han de ser primero ciudadanos del mundo, capaces de practicar el aprendizaje a lo largo de toda la vida, investigadores, mediadores, colaboradores, organizadores de programas y formadores, más que simples transmisores de conocimientos. Es preciso que los docentes sean miembros de la comunidad escolar, a fin de aplicar los métodos integrales de educación.

Si desea información adicional sobre el tema, puede ponerse en contacto con: wtd(at)unesco.org

Principio de la página