Financiación

©UNESCO

Ningún país que se comprometa seriamente con la Educación para Todos se verá frustrado por falta de recursos en su empeño por lograr esa meta.” Marco de Acción de Dakar, 2000 

En el Foro Mundial de Educación de Dakar en 2000, la comunidad internacional prometió que “ningún país que se comprometa seriamente con la Educación para Todos se verá frustrado por falta de recursos en su empeño por lograr esa meta”. Sin embargo, hasta ahora, falta por entregar una fracción importante de esos recursos. Habría que triplicar la ayuda a la educación básica que se otorga a los países de bajos ingresos si se desea alcanzar los 11.000 millones de dólares anuales que se calcula son necesarios para financiar la consecución de algunos objetivos selectos en esos países.

Aunque la mayor parte de los recursos necesarios provienen de los propios países, en numerosos países en desarrollo la disponibilidad de niveles más altos de una ayuda mejor coordinada, mejor orientada y más previsible resulta vital para financiar la EPT. También es posible movilizar fondos adicionales para la educación mediante el canje de deuda, la condonación de la deuda y las asociaciones entre el sector público y el sector privado.

Actualmente las fuentes de financiación de la EPT son:

Los presupuestos nacionales

La Iniciativa Vía Rápida

La ayuda bilateral

La ayuda multilateral

La UNESCO moviliza a todos los asociados para la EPT a fin de que cumplan los compromisos de financiación contraídos en Dakar y en otras conferencias internacionales. Procura destacar las exigencias en materia de recursos de los países más necesitados para cumplir los seis objetivos de la EPT y hacer hincapié en las tendencias en cuanto a los niveles de la ayuda a la educación, sus modalidades y eficacia. 

Para conocer los datos más recientes sobre la financiación nacional e internacional de la educación, véase el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo.

 

Principio de la página