Conferencia de la Alianza Mundial para la Educación: La UNESCO se compromete a apoyar la mejora de las estadísticas y la planificación

©UNESCO/Andrés Pascoe

La Alianza Mundial para la Educación (GPE, por sus siglas en inglés) celebrará su conferencia de financiación [Replenishment and Pledging Conference] en Bruselas, los días 25 y 26 de junio de 2014. Se trata de la segunda conferencia de esta índole, en la que el dispositivo mundial de financiación recabará apoyo de la comunidad internacional a fin de dar a cada niño acceso a una educación de calidad. A los donantes se les pide que contribuyan a recaudar 3.500 millones de dólares estadounidenses para financiar proyectos educativos en 66 países en desarrollo durante los próximos cuatro años (2015-2018).

Ante la disminución de la ayuda a la labor educativa y el estancamiento de los avances en la escolarización infantil, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pedirá que se aumenten los esfuerzos orientados a incrementar el volumen y la eficacia de la financiación destinada a la educación. En la conferencia de este año, la UNESCO se comprometerá a realizar un conjunto de actividades con miras a mejorar la calidad de las estadísticas y la planificación educativas, que considera esenciales para el uso eficaz de los fondos aportados.

“La buena planificación, basada en datos sólidos y oportunos, es fundamental para la rendición de cuentas y para garantizar que los recursos se empleen con sentido estratégico y lleguen a los más necesitados”, declaró el Sr. Qian Tang, Subdirector General de Educación de la UNESCO. El Sr. Tiang añadió que “la UNESCO va a capacitar cada año por lo menos a 600 planificadores y analistas de políticas y a 100 expertos nacionales en estadística, con miras a generar capacidades nacionales sostenibles en estos ámbitos”.

La UNESCO sigue estando en la vanguardia de los esfuerzos encaminados a aumentar las capacidades nacionales en materia de políticas de base empírica. En particular, la Organización:

  • Capacita a expertos en estadísticas, planificadores y analistas de políticas en los planos nacional, regional y provincial, con miras a generar capacidades nacionales sostenibles;
  • Mejora la capacidad nacional de elaborar informes sobre la circulación de los fondos destinados a la enseñanza;
  • Contribuye a incorporar las medidas de reducción del riesgo de conflictos y desastres a todas las dimensiones de la planificación y el seguimiento del sector educativo, y
  • Prepara nuevas medidas de alcance mundial para contribuir al seguimiento de los programas educativos en el periodo posterior a 2015, medidas que abarcan temas esenciales como la equidad, la calidad y los resultados del aprendizaje.

El Sector de Educación de la UNESCO, en colaboración con el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU) y el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación de la UNESCO (IIPE), sientas las bases de la promesa que la Organización formula a la GPE. El IEU, que abarca más de 200 países y territorios, es la mayor fuente mundial de datos e indicadores relativos a la educación, abarca a todos los niveles de la enseñanza y aborda temas relativos a la formulación de políticas, como la igualdad entre los sexos, los docentes y la financiación. Por su parte, el IIPE mejora las políticas y prácticas educativas mediante la capacitación de planificadores y administradores, dotándolos de competencias para analizar, programar, gestionar y aplicar, supervisar y evaluar.

Durante la conferencia de Bruselas, la UNESCO y el UNICEF coauspiciarán una reunión de alto nivel sobre los programas educativos para después de 2015. Los participantes debatirán acerca de la propuesta de fijar un objetivo general y siete metas, definidos recientemente en la Conferencia de Mascate. Puesto que la conferencia de financiación será el primer encuentro internacional que tendrá lugar tras la definición del objetivo y las metas, en ella se recabará la adhesión de los principales interesados al nuevo programa de educación y se tratará de hallar apoyos para hacer de la educación un pilar esencial de los marcos de desarrollo para después de 2015.

La GPE, que inicialmente se denominó Iniciativa Vía Rápida de Educación para Todos, se creó en 2002 para proporcionar apoyo internacional a los esfuerzos que los países realizaban en la consecución de los objetivos de la Educación para Todos. Entre sus asociados figuran países en desarrollo, donantes bilaterales, instituciones multilaterales, entidades de la sociedad civil, ONG, docentes, fundaciones y miembros del sector privado.. 

Principio de la página