Estrategia

Niños en clase, Etiopía

©UNESCO/Niamh Burke
Niños en clase, Etiopía

La misión de la UNESCO consiste en promover la educación como derecho fundamental, mejorar la calidad de ésta y estimular la experimentación, la innovación y el diálogo sobre políticas.

La UNESCO coordina el esfuerzo mundial en la consecución de la EPT y dirige el   Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización (DNUA), el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS) y la Iniciativa Mundial sobre el VIH/SIDA y la Educación (EDUSIDA).    

El Equipo de asociaciones mundiales de colaboración en favor de la EPT División de Coordinación de las Prioridades de las Naciones Unidas en el campo de la Educación (ED/UNP) es responsable de concertar las acciones llevadas a cabo a escala mundial con miras a lograr los objetivos de la EPT. Entre sus prioridades principales en la materia figuran:

Promover las asociaciones – La EPT sólo puede hacerse realidad mediante alianzas de amplio espectro entre los gobiernos, las organizaciones bilaterales, las instituciones de la sociedad civil y el sector privado. La UNESCO facilita el diálogo entre estos copartícipes con el fin de lograr vínculos sólidos y actividades coordinadas. El Comité de Dirección de la EPT y la Reunión Anual Mundial de la EPT son mecanismos que permiten a las partes interesadas evaluar los progresos y elaborar estrategias para abordar los principales problemas que afrontan los países.

Movilizar recursos – Los recursos nacionales son insuficientes para lograr la EPT.  La UNESCO desempeña una función de coordinación mediante la promoción de alto nivel con miras a mantener la educación en la primera línea de las iniciativas políticas, tales como el G-8. La Organización fomenta y apoya también la cooperación Sur-Sur, las alianzas entre el sector público y el privado y otros mecanismos que permiten movilizar recursos adicionales para la educación.

Velar por una utilización eficaz de la ayuda – La UNESCO aboga por la educación básica en el marco de los esfuerzos internacionales para coordinar eficazmente la prestación de la ayuda (véase el CAD de la OCDE (en inglés), fomenta el uso eficiente de la misma en el plano nacional para los distintos asociados, recopila datos con miras a la planificación y el seguimiento, y negocia las prioridades de la EPT con los donantes y las autoridades nacionales.

Comunicación y sensibilización – Garantizar la máxima notoriedad al conjunto del programa en materia de EPT a escala internacional, regional y nacional a fin de mantener la dinámica y el compromiso de carácter político en ese ámbito. Esto supone trabajar en estrecho contacto con los medios de comunicación, facilitar el aprovechamiento compartido de conocimientos entre los países y estimular un mejor intercambio de la información entre los organismos.

Seguimiento de los progresos  – Cada año, la UNESCO publica el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo, un volumen independiente que examina los progresos logrados en la consecución de los objetivos de la EPT, las tendencias vigentes en la ayuda internacional a la educación y los principales desafíos que es preciso afrontar para hacer realidad la EPT. Cada número de la publicación se centra en un tema específico (por ejemplo, la primera infancia, el género, la alfabetización, la calidad y la gobernanza). El Instituto de Estadística de la UNESCO suministra datos comparables a escala internacional sobre una amplia gama de índices en materia de educación.

Fortalecimiento de capacidades  - Promover el fortalecimiento de las capacidades nacionales para planificar y administrar los sistemas educativos es fundamental para cumplir con los objetivos de la EPT. Esta labor corre a cargo de una división especializada del Sector de Educación de la UNESCO, el IIPE, y numerosas oficinas fuera de la Sede. Véase el sitio web de la UNESCO Planes y políticas de educación.

Principio de la página