La educación para el desarrollo sostenible preserva la diversidad lingüística y cultural.

20.02.2012

El día internacional de la lengua materna (21 de febrero) es la ocasión de hacer valer el rol primordial de la educación para el desarrollo sostenible en la promoción y preservación de las lenguas maternas. Entre las 6000 lenguas y dialectos existentes en el mundo, 50 por ciento se encuentran amenazados.

© CARE Peru

Una lengua desaparece en promedio cada dos semanas, extinguiendo con ella todo un patrimonio cultural e intelectual. La protección de la diversidad lingüística es un reto para el desarrollo sostenible. Las lenguas son un vehículo de saberes y habilidades locales y constituyen una herramienta de sostenibilidad irremplazable. La disminución del número de hablantes que son portadores del saber tradicional tiene un efecto directo en el medio ambiente. Así, la diversidad lingüística es un reflejo de la diversidad natural. Estos dos valores garantizan la prosperidad de las generaciones presentes y futuras así como la realización del desarrollo sostenible. Desde sus inicios, la educación para el desarrollo sostenible ubica la promoción de las lenguas maternas como una prioridad dentro de sus objetivos en la lucha contra el analfabetismo.

CARE es una asociación solidaria internacional que trabaja para que todos los niños del mundo tengan acceso a una educación de calidad y puedan adquirir confianza en ellos mismo y las aptitudes que les son necesarias a lo largo de la vida. En el Perú, un porcentaje importante de la población tiene como lengua materna el quechua o el aymara y la enseñanza escolar se realiza fundamentalmente en español. Los alumnos de las escuelas primarias encuentran grandes dificultades para aprender a leer y a comunicarse y aquellos que logran terminar la primaria no logran adquirir plenamente las competencias básicas en español para la comprensión escrita, la redacción de textos y el razonamiento lógico matemático.

En el departamento de Puno, CARE ha desarrollado aulas dotadas de materiales para el aprendizaje en español como segunda lengua y ha promovido la formación de docentes para consolidar una educación intercultural y bilingüe como lo exige la realidad del Perú. Este trabajo es complementado con la organización de talleres de sensibilización e información para las autoridades locales, los jefes de familia y representantes de la sociedad civil sobre la importancia de la educación, permitiéndoles intercambiar experiencias entre los diferentes actores de diversos departamentos y regiones vecinas.

En el Perú, como en todo el mundo, la educación para el desarrollo sostenible contribuye a preservar las lenguas maternas.

Principio de la página