Entrevista para EDUINFO: Greg Selinger, Primer Ministro de la provincia de Manitoba (Canadá)

21.06.2012

“Creemos que la EDS nos ayudará a lograr nuestro objetivo de llegar a ser uno de los lugares más sostenibles para vivir en el planeta”.

Wikipedia

Greg Selinger, Primer Ministro de la provincia canadiense de Manitoba y ponente de la reunión “Educar para un futuro sostenible”, celebrada en el marco de la conferencia Río+20, es un adalid de la educación para el desarrollo sostenible (EDS).

En Canadá, la ley confiere a las autoridades provinciales la responsabilidad en materia de educación. En la actualidad, Manitoba es la sola privincia en Canadá que ha incorporado explícitamente el desarrollo sostenible al enunciado de la misión y visión de su Departamento de Educación. Esta actitud repercute directamente sobre más de 200.000 alumnos y sus familias. La iniciativa de Manitoba en materia de EDS está vinculada al Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS), cuya coordinación corre a cargo de la UNESCO.

¿Cuál es la meta final de la estrategia de EDS que Manitoba aplica?  

Nuestro propósito es proporcionar una educación pertinente, atractiva y de gran calidad, que prepare a los jóvenes para que aprendan a lo largo de toda la vida y ejerzan la ciudadanía, en una sociedad democrática, justa y sostenible. Nos hemos propuesto velar por que la enseñanza que se imparte en Manitoba refuerce el aprendizaje de los alumnos en torno al significado de la vida sostenible y les ayude a compartir esos conocimientos con sus amigos y familiares.


¿Cuándo empezó Manitoba a participar en tareas relativas al desarrollo sostenible?

Todo comenzó con la promulgación de la Ley de Desarrollo Sostenible en 1997. Luego elaboramos el Plan de Acción de la Educación para la Sostenibilidad para el periodo de 2004 a 2008, que orientó las primeras medidas encaminadas a fomentar la enseñanza y el aprendizaje de la sostenibilidad en las aulas de primera y segunda enseñanza.

¿Cómo apoya actualmente Manitoba la EDS?

Hemos definido a la EDS como uno de nuestros ámbitos prioritarios de acción y hemos incorporado la sostenibilidad al enunciado de misión de nuestro Departamento de Educación. Para nosotros, esto significa integrar los conceptos del desarrollo sostenible en los planes de estudio, apoyar a los docentes que imparten clases de sostenibilidad y respaldar a las escuelas que desean integrar la sostenibilidad a sus operaciones y su gestión. También quiere decir proporcionar a los centros de estudio la financiación destinada a la EDS. Esto garantiza que las políticas del gobierno contribuyen a apoyar la creación de prácticas, principios, programas e iniciativas conjuntas en la materia.

Acabamos de publicar el plan ecológico de Manitoba titulado Mañana, ahora, en el que se formula un plan de acción estratégico de ocho años, destinado a movilizar a los ciudadanos de la provincia para que colaboren en la protección del medio ambiente y, al mismo tiempo, velen por el desarrollo de una economía próspera y respetuosa del entorno. El Plan de Acción abarca iniciativas en materia de educación formal, sensibilización y capacitación.

A escala nacional, Manitoba es una zona de máxima prioridad en materia de EDS para el Consejo de Ministros de Educación de Canadá. En el plano internacional, nuestro Viceministro de Educación preside el Comité de Dirección de la EDS de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas.

¿Cómo se ha integrado la EDS a los planes de estudio y de qué manera se imparte su enseñanza en Manitoba?

En Manitoba, empezamos temprano, al educar a nuestros hijos para que lleguen a participar personalmente en la tarea de alcanzar la sostenibilidad. En nuestro nuevo plan ecológico, Manitoba se ha comprometido a promover el derecho que cada niño tiene a adquirir experiencias fundamentales en la naturaleza.

La EDS está incorporada a los planes de estudio del ciclo de 12 grados, con resultados esperados específicos para la ciencia, los estudios sociales, la salud y la educación física. La labor de definir los resultados del aprendizaje fue esencial para comunicarnos con las escuelas en lo tocante a la EDS.
En septiembre de 2012, empezará la aplicación gradual de nuestro curso Temas mundiales: Ciudadanía y sostenibilidad, correspondiente al grado 12. Los alumnos realizarán investigaciones sobre la repercusión social, medioambiental y económica de los nuevos temas mundiales. El propósito del curso es dotar a los estudiantes de autonomía para que lleguen a ser agentes del cambio en pro de un futuro más sostenible y equitativo.

¿Qué efectos ha tenido en Manitoba la iniciativa de la EDS?

Actualmente se construyen “escuelas verdes” (ecológicas) en las que se aplican los baremos del Leadership in Energy and Environmental Design (LEED) [Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental]. Las escuelas están planeando y elaborando planes de acción sobre el desarrollo sostenible y los educadores participan en programas de formación en materia de EDS. Las escuelas participan en iniciativas relativas a la naturaleza y están haciendo más ecológicas sus operaciones, tales como las relativas a la eficiencia en el consumo de agua y energía, la reducción de residuos o la prestación de transporte sostenible. Los docentes están incorporando la sostenibilidad a su trabajo lectivo y utilizan sus escuelas y comunidades como instrumento didáctico.

Ha aumentado el número de escuelas que aspiran a participar en el programa Eco-Globe, creado en 2008, en el que se reconocen los esfuerzos de sostenibilidad. Los estudiantes están desarrollando conductas más sostenibles en las aulas, escuelas y comunidades, y está aumentando su autonomía para analizar y proponer soluciones a los problemas en materia de sostenibilidad.

¿Qué importancia tienen las iniciativas conjuntas?

Manitoba se ha asociado a ONG, entidades del sector privado, institutos de enseñanza de tercer ciclo, escuelas y facultades a fin de fortalecer y ampliar nuestro alcance y eficacia. Entre otros ejemplos cabe citar nuestra alianza con Manitoba Hydro, que financia proyectos de sostenibilidad relativos a los jardines escolares, las aulas al aire libre, el reciclado del compost, la reducción del consumo energético y muchos otros. Para el año escolar 2012-2013, otorgamos 16 bolsas escolares hasta de 2000 dólares.

Otro asociado, el Manitoba ESD Working Group (MESDWG), [Grupo de Trabajo de Manitoba sobre la EDS], proporciona un foro para que las empresas, las industrias, las ONG y los educadores colaboren en materia de EDS.  El MESDWG se creó gracias a la colaboración entre las entidades Learning for a Sustainable Future (NGO), Environment Canada (del Gobierno Federal) y la provincia de Manitoba.

El Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible nos ayuda a velar por que nuestra labor se base en las investigaciones y estamos evaluando los progresos que realizamos.

Por último, el Education for Sustainability Leadership Council, compuesto de expertos en pedagogía, proporciona asesoría en lo tocante a la elaboración de un nuevo plan de acción de tres años sobre sostenibilidad, destinado a la educación formal, y orienta en la creación de una estrategia que abarque a todo el sector, con miras a la educación para la sostenibilidad en Manitoba.

¿Es que la enseñanza técnica y formación profesional tiene alguna función que desempeñar?

La Iniciativa de enseñanza técnica y formación profesional de Manitoba desempeña una función decisiva en la EDS, ya que incide directamente en la adquisición de competencias para las nuevas tecnologías, la conciencia acerca de las nuevas fuentes de energía y los empleos en la economía “verde”. Debemos velar por que nuestros profesionales de mañana tengan las competencias necesarias para participar en esta economía “verde”.

¿Cómo ve usted la evolución de la iniciativa de EDS de Manitoba, una vez que en 2014 concluya el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible?

La EDS es una tarea de largo plazo, que proseguirá hasta mucho después del Decenio de las Naciones Unidas. Para lo que queda del Decenio e incluso después, nuestro labor se centrará en apoyar a la cultura de EDS que se ha forjado durante esta década y en crear una Manitoba próspera, donde la gente haya adquirido los conocimientos, las competencias y los valores necesarios para llevar una vida más sostenible. Creemos que la EDS nos ayudará a lograr nuestro objetivo de llegar a ser uno de los lugares más sostenibles para vivir en el planeta”.

 

Principio de la página