Fútbol por EPT

Dec. 2009 - El Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2010 y la Organización Deporte contra el Racismo en Irlanda presentaron una propuesta destinada a dar educación  a dos millones de niños que se encuentran actualmente sin escolarizar, a través de una contribución proveniente de los ingresos comerciales de difusión de los partidos.

Cobertura de prensa

“Marcar goles decisivos” Un informe de la UNESCO pide al mundo del fútbol que tome partido por la educación

París, 3 de diciembre – En un momento en que los hinchas del mundo entero esperan con ansiedad cuál va a ser la suerte de los equipos de sus respectivos países en el sorteo de los encuentros de la Copa del Mundo 2010, se está instando a los dirigentes del mundo del fútbol a que acepten una propuesta destinada a escolarizar a más de dos millones de niños entre este campeonato y la próxima Copa del Mundo, que tendrá lugar en 2014.

En esa propuesta, formulada por el equipo autor del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2010 –de inminente publicación–, se pide una contribución en favor de los niños sin escolarizar equivalente a un 0,4% de los ingresos obtenidos de los sponsors y los medios de información y difusión en la Copa del Mundo, así como una aportación similar de las cinco ligas de primera división más importantes de Europa entre 2010 y 2015. En el informe se estima que con esa contribución “Por un futuro mejor” se conseguirían unos 48 millones de dólares anuales, o sea una cantidad suficiente para proporcionar cada año educación al casi medio millón de niños del mundo que están sin escolarizar

La propuesta ha sido respaldada por la asociación “Sport Against Racism in Ireland” (SARI) [Deporte contra el Racismo en Irlanda] y se ha transmitido a Sepp Blatter, Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA).

Brian Kerr, seleccionador del equipo nacional de las Islas Faroe y miembro del Consejo de SARI, ha declarado: “Esta propuesta ofrece una posibilidad al mundo del fútbol para tomar partido por la educación y cambiar de forma decisiva la vida de algunos de los niños más desfavorecidos del mundo. La mayoría de los futbolistas, directivos y aficionados acogerían encantados su adopción. Se trata verdaderamente de una oportunidad para hacer que la primera Copa del Mundo organizada en África deje una huella duradera y memorable en este continente”.

Kevin Watkins, director del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, ha señalado que esa propuesta es realizable y asequible: “Los 48 millones de dólares que proporcionaría la contribución del 0,4% representan una cantidad inferior a la que muchos clubs punteros gastan en la adquisición de un solo futbolista, y un tercio tan sólo de la suma que abonó el Real Madrid por el fichaje de Cristiano Ronaldo. Como puede verse, costaría realmente muy poco ofrecer anualmente a medio millón de niños la oportunidad de recibir una educación que puede transformar por completo sus vidas”.

Se prevé que los ingresos comerciales generados por la Copa del Mundo 2010 alcanzarán la cifra de 850 millones de dólares. Los ingresos percibidos por las ligas de primera división más importantes de Europa oscilan entre 1.400 millones de dólares, en Francia, y 2.000 millones en Alemania, España e Italia, llegando a alcanzar en Inglaterra la suma de 3.500 millones. En el informe de la UNESCO se han evaluado, liga por liga, los beneficios que podrían derivarse de la contribución “Por un futuro mejor”:

  • La liga de primera división inglesa podría contribuir a la escolarización de 140.000 niños cada año, una cifra equivalente a una vez y media el aforo del estadio de Wembley. Para un país como Ghana, patria de Michael Essien, una de las figuras del club Chelsea, esa cifra representaría una disminución del 15% del número de niños de su país privados de escuela.
  • La contribución de Alemania podría dar escuela a 83.000 niños, una cifra algo superior al número de espectadores que puede albergar el estadio Allianz Arena de Munich.
  • La contribución de España podría crear 83.000 nuevas plazas para escolares de primaria cada año, o sea una cifra algo inferior al aforo del Nou Camp del F. C. Barcelona. La aportación de España bastaría para dar escuela a más de la mitad de los niños sin escolarizar de Tanzania, de aquí a 2015.
  • Con la contribución de Italia se lograría que ingresaran en la escuela 82.000 niños, número suficiente para abarrotar por completo el estadio milanés de San Siro. En Malí, país del que es oriundo Lamine Sissoko, el centrocampista de la Juventus, esa cifra representa el 10% de los niños sin escuela.
  • Francia podría crear 57.000 plazas escolares suplementarias, lo cual equivale a dos tercios del aforo del Stade de France y al 10% de la población infantil no escolarizada en el Senegal natal del medio centro Patrick Vieira.

Uno de los patrocinadores de la propuesta, James Igwilo, ex jugador de los “Super Eagles”, la selección nacional nigeriana, y actual entrenador en Irlanda, ha declarado: “Lo que todas esas cifras muestran es que con un mínimo de solidaridad se pueden lograr grandes cosas. Creo que este es el mejor medio para que el mundo del balón envíe un mensaje claro a los donantes de ayuda internacional, así como a los gobiernos de África que están descuidando la educación”.

Chris Houghton, directivo del Newcastle United Football Club y ex internacional del equipo de Irlanda, ha pedido a la FIFA que ponga en práctica la propuesta conjunta de la UNESCO y de SARI: “Son muchas las tensiones que se dan en el mundo del fútbol, pero éste es al fin y al cabo un deporte. Todo ser humano tiene derecho a la educación y, sin embargo, ese derecho se conculca todos los días en detrimento de millones de niños. En nuestra condición de deportistas, podemos contribuir a cambiar esta situación gracias a la contribución ‘Por un futuro mejor’”.

Matthew Booth, el defensa central de la selección de Sudáfrica, insta a todos los futbolistas que van a participar en la Copa del Mundo a que respalden la propuesta: “Se nos ofrece la oportunidad excepcional de lograr que el campeonato mundial de 2010 en Sudáfrica sea un acontecimiento memorable no sólo para los amantes del fútbol, sino también para toda una generación de niños en edad de cursar primaria que tienen muy pocas posibilidades de recibir una educación. Aprovechemos, pues, esta oportunidad y hagamos que la propuesta se convierta en realidad”

La propuesta presentada en el informe se ha formulado a causa de la inquietud creciente acerca de las perspectivas de lograr la universalización de la enseñanza primaria en 2015. Hoy en día, son más de setenta millones los niños del mundo que no van a la escuela y, según previsiones recientes de la UNESCO que van a hacerse públicas en el próximo mes de enero, la comunidad internacional no va a cumplir probablemente el objetivo de que en 2015 estén escolarizados en primaria todos los niños del planeta. La ayuda internacional a la educación se ha estancado, socavando así los esfuerzos para acelerar los avances hacia ese objetivo.

Los fondos que pudieran conseguirse en el marco de la contribución “Por un futuro mejor” se depositarían directamente en un fondo multilateral. El objetivo es lograr que la FIFA y otros organismos futbolísticos desempeñen un papel de primer plano en los esfuerzos emprendidos por la comunidad internacional para contrarrestar las carencias que se dan en el campo de la educación. En efecto, a diferencia de lo que ocurre en el sector de la salud, en el que empresas y organismos de beneficencia importantes se han movilizado para aportar su ayuda a fondos mundiales, el sector de la educación se ha quedado rezagado.

En la carta enviada al Presidente de la FIFA, Sepp Blatter, se dice: “Sería deseable que la FIFA haga por la educación lo mismo que están haciendo la Fundación Gates y otras entidades en el ámbito de la salud, esto es, movilizar recursos financieros nuevos y suplementarios, galvanizar la voluntad de acción y contraer un compromiso a largo plazo con la causa de la Educación para Todos”.

La FIFA apoya la campaña “1 Gol: Educación para Todos”, que tiene por objeto aprovechar la celebración de la Copa del Mundo para conseguir que la educación ocupe un lugar central en las prioridades internacionales del desarrollo. “Si apoyara la contribución ‘Por un futuro mejor’, la FIFA ampliaría su ayuda a esa campaña mostrando el papel relevante que puede desempeñar con una acción práctica de resultados palpables”, ha declarado Kevin Watkins.

^ La contribución “Por un futuro mejor” Un cambio decisivo en la vida de medio millón de niños, gracias a la educación.  

^ Una entrada para el “partido de la educación” Los niños sin escuela beneficiarios de la contribución “Por un futuro mejor” abarrotarían los mayores estadios de Europa La contribución de cada una de las ligas nacionales de fútbol supondría la escolarización de un número de niños susceptible de llenar los estadios de fútbol más grandes de Europa. TEXTES DES LÉGENDES: 160% del aforo del estadio de Wembley - Inglaterra 115% del aforo del estadio Allianz Arena - Alemania 84% del aforo del Nou Camp - España 100% del aforo del estadio de San Siro - Italia 70% del aforo del Stade de France - Francia  


Contactos

En París:

Leila Loupis
Equipo del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo
Teléfono: +33 1 45 68 11 10 / + 33 6 23 81 15 22
Correo electrónico: l.loupis(at)unesco.org

En Nueva York:

Marisol Sanjines
Teléfono:+1 646 201 8036 – Correo electrónico: marisol.sanjines(at)gmail.com

Principio de la página