13.03.2014

La educación relativa a la pubertad y la gestión de la higiene menstrual: Una responsabilidad del sector de la educación.

© shutterstock/Aman Ahmed Khan

 La pubertad es un periodo de cambios para todos los jóvenes, pero puede resultar especialmente complicado para las niñas, que suelen estar poco preparadas para las transformaciones que experimenta su cuerpo. Esto puede convertirse en un grave obstáculo para su educación. En algunos lugares del mundo, dos de cada tres muchachas declararon no haber tenido la menor idea de qué les ocurría cuando comenzaron a menstruar.

Esta situación puede ejercer múltiples efectos negativos sobre su desarrollo físico y emocional, susceptibles de desembocar en una pérdida de la autoestima y un descenso de los resultados académicos. Según un estudio realizado en Ghana, el 95% de las niñas declararon que algunas veces faltaban a la escuela a causa de la menstruación y las investigaciones efectuadas en Etiopía indicaron que el rendimiento escolar del 39% de las jóvenes disminuía por la misma razón. A menudo la falta de instalaciones sanitarias adecuadas en la escuela, combinada con el temor y la vergüenza, contribuyen a que las niñas abandonen los estudios en esta etapa crucial de la vida.  

© shutterstock/Nolte Lourens

Habida cuenta de que hay 593 millones de alumnos en el nivel primario –y que cada año una nueva promoción de ellos alcanza la pubertad-  las escuelas constituyen en lugar ideal para establecer comunicación con un gran número de preadolescentes, a fin de prepararlos para los cambios que se avecinan. Sin embargo, hay escasa orientación sistemática y de amplio espectro sobre la materia en el sector de la educación, comprendidos los directores de centros, los docentes y los padres.

La publicación de Puberty Education and Menstrual Hygiene Management, noveno volumen de la colección Good Policy and Practice in Health Education de la UNESCO [Políticas y prácticas idóneas en la educación para la salud], es un esfuerzo orientado a contribuir a que el sector educativo aborde estos temas y mejore la calidad de la enseñanza.

© shutterstock/lazyllama

En la publicación se definen los métodos que facilitan la colaboración de todos los agentes del sector en la tarea de impartir educación relativa a la pubertad y la gestión de la higiene menstrual, a partir de la escuela primaria. Asimismo, el libro contiene recomendaciones claras sobre lo que debe hacerse para erradicar el estigma asociado con la menstruación y ofrecer a todas las niñas la oportunidad de llegar a ser mujeres completamente autónomas. Este volumen preconiza una perspectiva de la educación sobre la pubertad basada en el fomento de las competencias, la integración y la comprensión de amplio espectro. Esta perspectiva forma parte de un vasto programa de educación relativa a la sexualidad, que a su vez es parte de un plan de estudios sobre la salud, que a su vez es parte integral de una estrategia de amplio espectro para fomentar la salud en los centros de estudio.

“Las niñas que temen asistir a clases durante la menstruación tienen menos posibilidades de llegar a ser mujeres totalmente autónomas”, declaró Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. “Esta publicación es un paso importante con miras a movilizar el apoyo internacional necesario para lograr la igualdad entre las niñas y los niños en el sector de la educación. Debemos movilizar a los docentes, los encargados de formular las políticas, las ONG y el sector privado con el fin de apoyar a la educación relativa a la pubertad y la gestión de la higiene menstrual, en tanto que componentes indispensables de los esfuerzos encaminados a lograr la igualdad de género y el acceso a la enseñanza de calidad de todos los alumnos”.

La publicación concluye con un llamamiento a los ministerios de educación para que eduquen a todos los alumnos, proporcionen un contexto seguro y pongan en contacto a los estudiantes y los servicios sanitarios, con miras a alcanzar una educación de gran calidad para todos.

La UNESCO y la empresa Procter & Gamble han aunado esfuerzos para presentar la publicación en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. La presentación coincidirá con el periodo anual de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas.

Puberty Education: a call for social change - Princess Marie of Denmark
Principio de la página